laverdad.es
Jueves, 24 julio 2014
sol
Hoy 19 / 36 || Mañana 19 / 33 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un riñón de madre a hijo

REGIÓN MURCIA

Un riñón de madre a hijo

19.02.11 - 03:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Sobre las manos del cirujano, parece este riñón más bien poca cosa. Sangre, carne, víscera. Eso es, al fin y al cabo, lo que somos. El bisturí nos abre la puerta y nos permite mirar dentro, y lo que vemos no es más que una masa aparentemente informe de tejidos, grasas, huesos. Resulta sorprendente que la suma de todo este amasijo sea un ser vivo que no solo respira, come o anda, sino que es capaz de cosas tan increíbles como operar con precisión matemática -a la manera en que lo hace este cirujano- o tener un gesto de solidaridad tan desbordante como el de la paciente que permanece tendida en la camilla. Tiene 45 años y es madre de un hijo al que está donando su riñón.
Le dio la vida cuando nació, hace 27 años, y ahora vuelve a dársela desprendiéndose de una parte de sí misma que ya forma parte de su hijo. Los dos ocuparon ayer quirófanos contiguos en La Arrixaca, y protagonizaron el décimo trasplante de riñón de un donante vivo que se lleva a cabo en la Región. Fue, además, el primero de este año. 'La Verdad' fue testigo privilegiado de este nuevo milagro de la solidaridad.
Quince personas, entre cirujanos, anestesistas y ATS, participaron en la maratoniana sesión. A las ocho y media de la mañana, los médicos comenzaron la extracción del riñón de la madre por laparoscopia. Es decir, a través de una pequeña incisión y sin necesidad de cirugía abierta. «Con este procedimiento evitamos riesgos al paciente, y además su recuperación es más rápida», explicaba Guillermo Gómez, jefe del servicio de Urología. La extracción duró aproximadamente hora y media. El riñón apenas tuvo que ser transportado unos metros. En el quirófano de al lado esperaba el joven. El implante se llevó a cabo sin problemas, en unas tres horas. A las dos y media de la tarde, el proceso había terminado con éxito. Madre e hijo se recuperan ahora en Reanimación, donde esperan a ser trasladados a planta. La garantía de éxito estaba casi asegurada. Apenas una decena de hospitales españoles utilizan la técnica de laparoscopia para la extracción de un riñón de un paciente vivo. La Arrixaca es uno de ellos. Además, los médicos contaban con un invitado de excepción: el jefe de servicio de urología del Gregorio Marañón, Carlos Hernández, que es una de las referencias nacionales en laparoscopia y que participó en la intervención de ayer como parte de una sesión clínica retransmitida por circuito cerrado de televisión a un grupo de estudiantes.
Para los urólogos de La Arrixaca, la apuesta por la laparoscopia es importante. Porque el reto, ahora, es fomentar la donación de pacientes vivos ante la caída de donaciones provenientes de cadáveres. La disminución en el número de accidentes de tráfico está detrás de esta situación. Pero, además, el uso de riñones de personas vivas tiene algunas ventajas. El órgano 'aguanta' más tiempo en su nuevo receptor. «Unos diez o quince años más», explica el doctor Gómez. En el caso del joven de 27 años que ayer pasó por quirófano, hay otro elemento importante. «No ha tenido que hacer lista de espera ni pasar antes por diálisis, con lo cual las expectativas son también mejores», subraya Gómez. El futuro adquiere así una nueva perspectiva para este chico que, desde ayer, le debe a su madre la vida. Por segunda vez.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un riñón de madre a hijo

Los médicos se preparan para extraer el riñón de la mujer por laparoscopia. El cirujano ha accedido al órgano a través de una pequeña incisión. :: ENRIQUE MARTÍNEZ BUESO

Un riñón de madre a hijo
Un riñón de madre a hijo

Los cirujanos implantan en el joven el riñón previamente extraído de su madre. Esta segunda operación duró tres horas. Los médicos manipulan el riñón minutos antes de implantarlo. El órgano apenas tuvo que ser transportado unos metros, desde el quirófano en el que fue intervenida la madre al segundo quirófano en que fue operado el hijo. :: ENRIQUE MARTÍNEZ BUESO