laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 7 / 22 || Mañana 7 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cultura afirma que no tenía que autorizar el derribo de la Casa del Inquisidor

LORCA

Cultura afirma que no tenía que autorizar el derribo de la Casa del Inquisidor

La Dirección General de Bellas Artes alega que al no tratarse de un bien de interés, la competencia exclusiva es municipal

11.05.10 - 01:00 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
No hay informe de Cultura sobre las pinturas destruidas en la Casa del Inquisidor o, por lo menos, éste sigue sin aparecer. Lo que sí se ha producido, después de varios intentos, es una posible explicación, ayer mañana, de una fuente de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.
«Como el edificio no tiene la categoría de BIC, para su derribo el Ayuntamiento no tenía que pedir autorización a la Dirección General. Se trata de una competencia exclusiva municipal». Son las palabras exactas con que Cultura quiere zanjar esta situación, sin hacer la menor referencia a las pinturas.
Otras fuentes recurren a la ficha que aparece en el PEPRI sobre este edificio argumentando que cuando se aprobó y se le dio el grado de protección 3, que es el mantenimiento de la fachada, nadie planteó el interés por conservar las pinturas, cuya existencia ya se conocía, y sólo se incluyó, en el comentario histórico-estilístico, una alusión a «un amplio salón con pinturas 'quadraturistas' hoy ocultas por un enlucido posterior».
Por lo demás, resulta curioso que no haya forma de conseguir el o los informes que realizaron los propios expertos de la Comunidad Autónoma en el año 1994 y que parece daban a entender la conveniencia de la conservación de las pinturas de cara a un proyecto de construcción de viviendas en ese solar.
La más reciente de las formaciones políticas surgida en la ciudad, Ciudadanos de Lorca, también tercia en esta polémica de las pinturas y, en un comunicado difundido ayer califica de «inexplicable la actuación de nuestro gobernantes municipales» y muestra «rechazo y tristeza por tan irresponsable decisión», al mismo tiempo que exige «las responsabilidades técnicas y políticas hasta sus últimas consecuencias».
Este grupo político aprovecha para enumerar otros ejemplos de destrucción del patrimonio local en los últimos veinte años.
En Tuenti
Cultura afirma que no tenía que autorizar el derribo de la Casa del Inquisidor

Algunos restos de las pinturas en lo que queda en pie. :: P. ALONSO / AGM