laverdad.es
Miércoles, 23 julio 2014
sol
Hoy 19 / 34 || Mañana 19 / 35 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un ejemplo de civismo

VERSIÓN POLICIAL

Un ejemplo de civismo

11.04.10 - 02:03 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
E n un día festivo, en el que la ciudad se llena de huertanos y policías, una mujer aprovechó la ocasión para consultar a un agente, acerca de algo que le tenía preocupada:
¡Oiga! ¿ No dicen las leyes del Ayuntamiento que está permitido hacer ruido hasta las diez de la noche?
Bueno, lo que en realidad dice una de las ordenanzas municipales es que a partir de las diez de la noches los límites tolerados de ruido, para cualquier tipo de actividad se establecen muy por debajo de los límites diurnos, para permitir el descanso de los vecinos.
Bien, pues es lo mismo. ¿Entonces para qué tiene que venir la policía a mi casa a molestarme, si yo, por las mañanas antes de irme a trabajar, saco el pájaro al balcón y cuando regreso, a las diez de la noche en punto, lo tapo para que no haga ruido y poder así, más tarde, meterlo dentro de la casa.
Deduzco que la policía irá a su casa porque algún vecino se habrá quejado.¿Su pájaro resulta molesto?
Bueno mi pájaro es un primor. Hace gorgoritos, canta, silba y emite unos graznidos muy graciosos, ya que parece imposible que algo tan pequeño sea capaz de producir un sonido semejante. ¿Sabe usted ?
Pues ahí tiene su respuesta. Dicho repertorio ocasiona molestias al vecindario, de ahí el requerimiento a la policía.
Ya ... Pero el problema no es el animal. El problema son dos de mis vecinas, que no trabajan y están todo el día metidas en casa. Si trabajaran como yo y terminaran tarde, no se quejarían del pájaro, ya que no lo tendrían que aguantar. Así que como la ley me da la razón yo seguiré con mi mascota en el balcón.
Digo yo que también es importante llevarse bien con sus vecinos.
Oiga mi pájaro es lo primero, yo tengo que mirar por los míos.
Sí, pero si no rectifica, y la policía comprueba la situación que usted mismo me ha descrito, su postura le afectará al bolsillo.
¿Pues no sé por qué?
Existe otra ordenanza sobre animales domésticos que especifica que éstos no se pueden dejar en patios y balcones, especialmente si producen molestias al vecindario y los dueños de la vivienda se ausentan. De hecho el animal le podría ser incluso retirado, por los servicios municipales.
Ya ves, que se creen ellos que se lo van a llevar. Antes me lo dejo en mi casa de la huerta, donde va estar como un marajá.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti