laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 20 || Mañana 6 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«En sexualidad no existe bueno o malo, normal o anormal»

Cultura

«En sexualidad no existe bueno o malo, normal o anormal»

28.02.10 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Si tratas de componer una melodía con sólo tres teclas del piano, te puede salir algo bonito; pero será más fácil si utilizas todo el teclado». Este es uno de los ejemplos que Mery Samperio usa en las clases de educación afectivo sexual que imparte en los institutos de Cartagena para demostrar que sexo no es sinónimo de coito -«se lo he robado a Cristina», reconoce-.
-¿Cómo trata de evitar que sólo les interese ir al grano?
-Siempre les pongo muchos ejemplos de cuando era adolescente, que no hace tanto tiempo. Les digo que el órgano sexual más potente es el cerebro y el más extenso la piel, que se dejen los genitales y se centren en otras cosas. Cuando les pido ejemplos de lo que pueden hacer sin penetración, se dan cuenta de que hay muchas cosas con las que disfrutar, algo que, es una pena, están perdiendo.
-Si el órgano sexual más potente es el cerebro, ¿por qué nos torturamos tanto?
-Porque no somos máquinas. Cuantas más responsabilidades y problemas tenemos, nos cuesta más parar nuestro monólogo cerebral. Y, si algo te perturba mentalmente, no te puedes centrar. El cerebro es lo que hace que sintamos el deseo, que es el primer impulso.
-Una de las grandes preocupaciones es la potencia sexual: recomiende el mejor afrodisiaco.
-La imaginación, porque la monotonía mata un poco la sexualidad. Por mucho que te gusten las lentejas, si las comes todos los días cocinadas igual, acabas por aborrecerlas.
-¿Son conscientes los jóvenes de sus puntos de máximo placer?
-Ellas saben dónde están, pero en pareja les da corte decirlo. Ellos tienen más libertad de hablar de sus preferencias y proponer. Pero el clítoris o pepitilla saben lo que es, muchas veces más los chicos.
-¿Por qué se perpetúan los mitos?
-Como es al grupo de iguales al que recurren para resolver dudas, porque no se atreven a acudir a los padres, y no tienen información o la que tienen es incorrecta, se transmiten los mitos entre ellos.
-¿Cuáles son los más comunes?
-Los del control de la conducta. En chicos, relacionados con la masturbación: si sale pelo en la mano, el grano pajillero, te quedas ciego. En las chicas, si se les va a notar que ya no son vírgenes.
-¿Cómo y cuándo hablar de sexo con los hijos?
-Somos seres sexuados desde que nacemos y hay que dar educación desde el principio. Nunca hay que omitir contestar, aunque hay que adaptar la respuesta a la capacidad de comprensión del niño, que es lo más complicado.
-¿Cuál es la forma adecuada?
-Lo importante es responder de manera natural, sin incomodidades, sin asustarse, para no dejar grabada la imagen de que sus padres no les pueden ayudar en esos temas.
-¿Qué es lo más importante para que una pareja funcione?
-Tiene que haber afectos positivos, comunicación y confianza.
-¿Dónde está el límite?
-Lo marcas tú y tu pareja. Si es algo consensuado, hay consentimiento mutuo y se elige libremente, lo que haga la pareja en la intimidad está bien. En sexualidad no se habla de bueno o malo, normal o anormal. Las parejas siempre discutimos y negociamos todo, también en el sexo.
En Tuenti
«En sexualidad no existe bueno o malo, normal o anormal»

La sexóloga Mery Samperio. :: ANTONIO GIL / AGM

Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA