Urbincasa defiende que las obras de su residencial en Playa Paraíso «respetan» las salinas de Marchamalo

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El residencial que la promotora Urbincasa quiere levantar en Playa Paraíso de 130 viviendas «es sumamente respetuoso con el entorno», principalmente con las salinas de Marchamalo. Así de claro se mostró ayer el director general de la constructora, Francisco Cervantes, con las críticas recibidas por parte de Podemos, que pidó la paralización de la urbanización Los Flamencos, cuyas obras podrían comenzar en septiembre.

Tanto es así que llevan dos años y medio de trabajo en la redacción de ocho anteproyectos, «donde hemos contado con un equipo multidisciplicinar, compuesto por biólogos, arquitectos, expertos en jardinería y paisaje, para hacer el definitivo totalmente respetuoso con el medio ambiente», explicó Cervantes.

Los suelos donde se construirán las casas están catalogados como urbanizables en el Plan General que está en vigor, de 1987, y que también lo eran en el de 2012, anulado por la Justicia. «Es un proyecto al que le hemos buscado la máxima integración con el entorno. Así, hemos retranqueado la edificación 200 metros del Mar Menor, limitando la ocupación de la parcela a tan solo el 15% de la misma. Como consecuencia de esa menor ocupación, hemos dejado de construir un 20% de los terrenos», añadió Cervantes. Se trata de un residencial que irá destinado a un cliente mayor de 50 años procedente del centro de Europa, dada su creciente demanda.

En las zonas comunes se usará vegetación autóctona. Además, tendrán un sistema sistemas de recogida de agua de lluvia para su reutilización como agua de riego y se instalaremos luminarias anticontaminación lumínica. «Hemos recogido todas las recomendaciones de la Dirección General de Medio Ambiente», concluyó Cervantes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos