PP y Cs tumban las enmiendas totales a los Presupuestos

López-Morell (i) saluda al consejero Carrillo antes del Pleno./Antonio Gil / AGM
López-Morell (i) saluda al consejero Carrillo antes del Pleno. / Antonio Gil / AGM

El partido naranja sale al rescate del Ejecutivo de López Miras y deja las cuentas a la espera de pequeños retoques antes de su aprobación final

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

La tramitación de los Presupuestos regionales para 2018 sigue adelante en la Asamblea según el guion escrito por el ejecutivo que preside Fernando López Miras y su partido, el PP. El Pleno de la Cámara rechazó ayer las enmiendas a la totalidad presentadas por el PSOE y Podemos contra el proyecto de cuentas, debido a la suma de votos contrarios de los diputados populares y de Ciudadanos (Cs). Ahora se inicia el proceso para que los grupos parlamentarios presenten sus enmiendas parciales, que serán debatidas en la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuesto el jueves y el viernes próximos. El proceso de retocado concluirá el martes día 19 de diciembre con la aprobación definitiva de las cuentas, garantizada por Cs tras incorporar el Gobierno regional un paquete de aportaciones, valoradas en 175 millones de euros.

El consejero de Hacienda, Andrés Carrillo, defendió de nuevo en Cartagena un proyecto de presupuestos elaborado para «incrementar las políticas de bienestar y creación de empleo que están caracterizando a esta legislatura». Reiteró las previsiones de crecimiento del PIB y del empleo regionales por encima de las nacionales, para el año que viene. «El Presupuesto está concebido para apuntalar los pilares de la economía regional, para que el crecimiento sea duradero», dijo.

Sin embargo, el PSOE, que pedía la devolución del proyecto de ley por considerarlo irreal, puso en duda las previsiones económicas de Carrillo. El diputado Ángel Rafael Martínez Lorente destacó que los ingresos de la Comunidad estarán 200 millones por debajo de la previsión y que el Servicio Murciano de Salud gastará 300 millones más. Para los socialistas también se quedan escasas las aportaciones a la renta básica de inserción, a la formación de parados, así como para recuperar el Mar Menor, entre otros objetivos.

LOS PORTAVOCES

Ángel R. Martínez Lorente (PSOE)
«El déficit real llegará al 1,5% a finales de 2018 y no al 0,4% previsto; hay más gastos y menos ingresos»
Óscar Urralburu (Podemos)
«Como el PP, aquí traen unas cuentas en A y después hay otras en B que sufrimos los murcianos»
Miguel A. López-Morell (Cs)
«Electoralmente, podía ser más interesante desgastar al Ejecutivo, pero somos responsables»
Domingo Segado (PP)
«Llevamos once trimestres consecutivos creciendo por encima del 3%; se nota en riqueza y en empleo»

Podemos planteó una enmienda a la totalidad con una alternativa propia basada en un aumento del gasto de 500 millones de euros, que se financiaría con mayores ingresos por regularización fiscal y financiación autonómica. Su portavoz, Óscar Urralburu, defendió su enmienda como una «propuesta política necesaria», anteponiendo la «recuperación social» a la económica. Entre las cuestiones censurables destacó la eliminación universal del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que no debería ser así para quienes traspasen un patrimonio de más de 200.000 euros por heredero.

Durante el debate, Miguel Ángel López-Morell, de Cs, colaboró con el PP en desmontar los argumentos de Podemos y del PSOE. También valoró la responsabilidad de su partido a la hora de influir en la elaboración de unas cuentas que «no son nuestras», antes que devolverlas a San Esteban, lo que en su opinión podría generar inestabilidad.

En ello coincidió Domingo Segado, del PP, quien destacó que los 4.544 millones del Presupuesto permitirán seguir creciendo. «Esta región se gasta todos los días 10 millones de euros en sanidad, educación y políticas sociales, uno más que hace tres años», dijo como ejemplo de que, según él, Murcia va bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos