El SMS triplica su oferta a las aseguradoras en busca de una póliza

La Consejería plantea un contrato por 4,5 millones anuales después de que el concurso haya quedado desierto ya en dos ocasiones

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) va a intentar por tercera vez encontrar una compañía interesada en cubrir las indemnizaciones por responsabilidad patrimonial en los casos de negligencia o mala praxis. El Consejo de Gobierno autorizó el pasado miércoles la convocatoria del concurso público, con un precio de salida de 6.750.000 euros para 18 meses. Esto significa que el SMS ha triplicado el precio que ofrece a las aseguradoras. Si hasta junio de 2016 pagaba 1,6 millones anuales por la póliza, ahora pasaría a abonar 4,5 millones, siempre que esta vez se consiga adjudicar el contrato.

Fuentes del SMS explicaron ayer que este es «el precio mínimo para que pueda haber empresas interesadas». Las compañías están huyendo del sector sanitario tanto en Murcia como en otras comunidades autónomas ante el fuerte incremento de las indemnizaciones marcadas por los tribunales en los últimos años. El SMS está sin póliza desde junio de 2016, algo que también ocurre en Extremadura, Canarias o Comunidad Valenciana. No se trata de una situación irregular: la legislación permite que el sistema sanitario se autoasegure (es decir, afronte directamente el pago de las indemnizaciones). Sin embargo, el SMS considera que lo ideal es contar con una póliza, y por eso va a volver a buscar alguna compañía adjudicataria. El primer intento se llevó a cabo en 2016, justo después de que expirase el contrato con Mapfre. La Administración ya elevó en ese momento los precios un 75%, al ofrecer 2,8 millones de euros anuales. Pero fue en vano. El concurso quedó desierto. El SMS probó entonces con un proceso negociado sin publicidad. La cantidad era la misma (2,8 millones), pero se mejoró la oferta con una franquicia de 20.000 euros. De nuevo, las empresas optaron por no pujar.

Los anteriores concursos
El SMS mantenía una póliza con Mapfre hasta junio de 2016 por 1,6 millones anuales. Al expirar ese contrato, se sacó un nuevo concurso por 2,8 millones anuales, pero las compañías, que han hecho frente en los últimos años a un fuerte incremento de las indemnizaciones por responsabilidad patrimonial, no se presentaron. Hubo un nuevo intento por la misma cantidad en procedimiento negociado que también fracasó.
¿Qué consecuencias tiene esta situación?
Desde junio de 2016, el SMS está sin seguro que cubra la responsabilidad patrimonial por los casos de mala praxis. No es una situación irregular, porque la legislación permite el autoaseguramiento. Otras comunidades, como Valencia, Extremadura o Canarias se encuentran en la misma situación.

Ahora, la cantidad se eleva hasta los 4,5 millones anuales, y la franquicia se fija en 25.000 euros para todos los siniestros objeto de cobertura. La nueva póliza se plantea por 18 meses, pero sería prorrogable hasta un máximo de 10 años.

Ante la imposibilidad de encontrar compañías interesadas, el SMS optó por una póliza de mínimos el año pasado. Por 750.000 euros, se contrató la responsabilidad civil derivada de la jurisdicción penal, que es lo que la Administración está obligada a cubrir.

Elevadas indemnizaciones

Pero la inmensa mayoría de indemnizaciones son consecuencia de reclamaciones por negligencias o casos de mala praxis tramitados en el Contencioso Administrativo o la vía civil. En los últimos años, las cantidades se han disparado fruto de la actualización de las tarifas por accidente de tráfico, que es el baremo que utilizan los tribunales ante la falta de unos criterios específicos. Además, la Justicia abrió en 2010 la puerta a que las víctimas de negligencias reclamen directamente a las compañías de seguros por la vía civil, obviando al Contencioso Administrativo. Como resultado, algunas indemnizaciones se han multiplicado.

En 2016, Berkley, aseguradora del SMS hasta 2014, fue condenada a indemnizar con 2,1 millones de euros a los padres de un bebé que nació con una grave discapacidad. Cantidades de esta magnitud son cada vez menos excepcionales.

Fuentes del SMS explican que «el mercado asegurador sanitario tiene muchos riesgos y hay muchas empresas que lo están abandonando; es una situación que se da en todas las comunidades autónomas». No obstante, se confía en poder cerrar un contrato en esta ocasión gracias al considerable aumento de la oferta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos