El Tribunal de Cuentas vuelve a advertir sobre la situación «insostenible» del SMS

Sede del SMS./E. Botella / AGM
Sede del SMS. / E. Botella / AGM

El órgano fiscalizador sigue alertando del aumento del gasto sanitario en la Región, con un déficit a final del ejercicio de 2015 de 1.656 millones, y destaca nuevamente las pérdidas de la desaladora de Escombreras

EFE

El Tribunal de Cuentas advirtió nuevamente este martes del crecimiento del gasto sanitario autonómico en la Región, que supone una situación financiera "insostenible" a largo plazo, lo que refleja que existe un "gran problema" de financiación de este sector que tiene unas necesidades crecientes.

Así lo manifestó el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, durante su comparecencia en la Comisión Mixta para la relación con este organismo en el Congreso, para informar sobre la fiscalización de la Región de Murcia y de las comunidades de Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura, La Rioja y la ciudad autónoma de Ceuta en el año 2015.

Álvarez de Miranda indicó que los problemas de estas comunidades en la sanidad pública "no son muy diferentes de las del resto", como se podrá comprobar cuando se presente el informe de fiscalización del sector público correspondiente al mismo año.

En este sentido, afirmó que existe un "efectivo problema" en la financiación del sistema sanitario, que tiene unas necesidades crecientes con unos recursos que no son suficientes, quizás "por falta de acuerdo o problemas derivados del sistema de financiación autonómica", apuntó, sobre el modelo pendiente de reforma.

También se refirió a la "falta de control" del gasto farmacéutico, por lo que ha apuntado la posibilidad de realizar un informe específico sobre esta cuestión a nivel global para hacer comparaciones de gestión entre las diferentes autonomías.

Sobre las cinco comunidades fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas, las que no tienen un órgano de control externo propio, Álvarez de Miranda destacó la situación del Servicio Murciano de Salud, con un déficit de 1.656 millones de euros a final del ejercicio de 2015, y del extremeño, por sus concertaciones "no amparadas en conciertos o contratos".

En todo caso, las cuentas generales de estas cinco comunidades y de la ciudad autónoma se rindieron dentro de plazo, aunque con ciertas excepciones, salvedades e incorrecciones, indicó Álvarez de Miranda durante su comparecencia.

Eso sí, ninguna de ellas ha cumplido con los objetivos de déficit, ya que superaron el 0,7% del PIB, o la regla de gasto, aunque cumplieron con el objetivo de deuda.

Además, continúan las irregularidades en entidades concretas, como las pérdidas de 17,3 millones de la Desaladora de Escombreras, o el convenio suscrito por la Comunidad de Cantabria en 2006 con el Racing de Santander, por el incumplimiento de sus estipulaciones.

También en la Radio-Televisión de Castilla-La Mancha, la Fundación Orquesta de Extremadura o la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja.

En todo caso, Álvarez de Miranda, señaló que todas estas comunidades han registrado una "evolución positiva" en la mayoría de sus indicadores en 2015 con respecto a la fiscalización realizada en 2011 o 2012 debido, entre otras razones, a la que la situación ante la crisis económica ha ido a mejor.

Aún así, el Tribunal de Cuentas mantiene entre sus recomendaciones la necesidad de integrar las cuentas de todos los entes públicos en las cuentas generales de la comunidad, o remitir un informe sobre el seguimiento de los expedientes de las subvenciones y la aplicación de medidas para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y de transparencia, entre otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos