El Tribunal de Cuentas señala numerosos errores en las finanzas de los partidos

Izquierda Unida y Cs son los que peor parados salen del informe correspondiente a los años 2014 y 2015

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Gastos mal contabilizados, ingresos sobrevalorados, donaciones registradas indebidamente, activos anotados por un importe inferior por el que se compraron... Estos son solo algunos de los errores encontrados por el Tribunal de Cuentas en las finanzas de los partidos de la Región de Murcia y que aparecen en el informe de fiscalización correspondiente a los ejercicios de 2014 y 2015.

Izquierda Unida y Ciudadanos son los que peor retratados salen en el informe, de hecho son dos de los nueve partidos a los que el Tribunal de Cuentas (TC) no dio su conformidad por considerar que el estado contable presentado no refleja fielmente su realidad financiera, dado el cúmulo de inexactitudes en que incurren.

PARTIDO POPULAR
Registros incorrectos
El partido registró incorrectamente en 2014 en el epígrafe 'deudores varios' los derechos pendientes de cobro por subvenciones derivadas de la actividad electoral por importe de 155.892,97 euros. Dicha cantidad debía figurar como 'créditos con las administraciones públicas'.
Importe sobrevalorado
En 2015 volvió a incurrir en el mismo error por una cantidad de 88.111,83 euros, la cual, según el TC, «estaba sobrevalorada en 8.795,89 euros, «de acuerdo con la información de la institución otorgante».
PSOE
Cuentas distintas
El PSOE murciano ingresó en el año 2014 un total de 10.878 euros de donaciones, que debían figurar en una cuenta exclusiva, en la cuenta bancaria destinada a recoger las aportaciones de cargos públicos.
Contabilidad indebida
Según el informe del Tribunal de Cuentas relativo al año 2014, «en la Comisión Ejecutiva Regional de Murcia se han contabilizado indebidamente, como otras aportaciones de afiliados, adheridos y simpatizantes, donaciones privadas por importe de 45.605 euros».
CIUDADANOS
Gastos de explotación
La formación no declaró en las cuentas de 2015 como gastos electorales un importe acumulado de 166.281,19 euros, algunos de los cuales fueron realizados por los grupos parlamentarios de Murcia y Andalucía, señala el informe del Tribunal de Cuentas.
Saldos contables
Existe un desfase de 270,20 euros entre saldo contable del partido de Murcia en 2015, que asciende a 89.121,34 euros, y un saldo de extracto del banco por importe de 88.851,14 euros.
IZQUIERDA UNIDA
Discrepancias contables
Reflejó en su activo un inmueble en Las Torres de Cotillas por importe de 20.251,53 euros, cuando la escritura de compraventa recoge que fue adquirido en 2004 por 36.000 euros.
Saldos sobrevalorados
En 2014 contabilizó 37.835,28 euros como derechos de cobro de la federación de Murcia que, según el TC, «carecen de realidad financiera».
Ayudas del grupo parlamentario
Contabilizó como ingresos 45.849 euros en 2015, cuando la Asamblea comunicó que le proporcionó 57.533 euros.

De los partidos con representación parlamentaria en la Región, Podemos es el único en cuyo informe de fiscalización no aparece ninguna alusión a la organización de Murcia.

El PSOE contabilizó como aportaciones de afiliados 45.605 euros procedentes de donaciones privadas

El PP y el PSOE murcianos sí que aparecen, aunque con salvedades menores justificadas posteriormente. En el caso de los populares, por ejemplo, el TC critica que contabilizaran de forma incorrecta subvenciones electorales que tenían pendientes de cobro tanto en 2014 (155.892 euros) como en 2015 (88.111 euros), así como que parte de las aportaciones de cargos públicos, que deben figurar en una cuenta exclusiva, se ingresaran en las cuentas de funcionamiento ordinario del partido.

El PSOE murciano cometió un fallo parecido, al registrar 10.878 euros de donaciones en 2014 en la cuenta de las aportaciones de cargos públicos. Se equivocó también al contabilizar otros 45.605 euros de donaciones privadas como aportaciones de afiliados. La ley de financiación de los partidos políticos establece que estas donaciones, al igual que las cuotas de los afiliados y las aportaciones de los cargos públicos, deben tener cuentas separadas y exclusivas.

El TC analiza también las fundaciones dependientes de los partidos, de las que en la Región solo existe una, perteneciente al PSOE, la Fundación Redes de Futuro para la Región de Murcia, creada en 2006. El informe es breve, ya que en la actualidad carece de actividad y apenas cuenta con 3.255 euros de activos, por lo que el TC recomienda su liquidación.

Con respecto a Ciudadanos, se le reprocha que no declarara como gastos electorales un importe acumulado en todo el país de 166.281 euros, una parte de los cuales fueron realizados por el grupo parlamentario de Murcia. El TC no alude expresamente a la irregularidad cometida en 2015 por este grupo, al utilizar parte de la ayuda recibida de la Asamblea Regional para pagar gastos electorales, lo que solventó meses después al devolver los 22.000 euros empleados indebidamente.

IU es la formación regional que mayor número de incidencias contables presenta, como no identificar a los donantes de 16.376 euros; contabilizar ingresos procedentes del grupo parlamentario casi 12.000 euros por debajo de la cantidad aportada por la Asamblea, y el registro de cantidades sobrevaloradas al carecer de «realidad financiera», según el TC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos