Tres detenidos por estafar 355.000 euros en el arrendamiento de fincas agrícolas en la Región

Los sospechosos falsificaron los contratos privados, así como un Documento Nacional de Identidad, con el objetivo de dificultar su localización y arresto

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia desarrolló la operación 'Semil', una investigación enmarcada en el 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', que se saldó con la detención de tres personas como presuntas autoras de los delitos de estafa y falsificación de documento, por el arrendamiento fraudulento de explotaciones agrícolas. Estas prácticas delictivas les generaron unos beneficios de 355.000 euros.

La investigación se inició cuando un agricultor denunció ante la Guardia Civil una supuesta estafa en el arrendamiento de fincas agrícolas sitas en los municipios de Balsicas-Torre Pacheco, Jumilla, Cieza, Murcia y Almería.

Especialistas de los Equipos ROCA (contra robos en el campo) averiguaron que la víctima contrató la explotación de tierras de cultivo con un supuesto empresario del sector que, mediante engaño, le hizo creer que se trataba de una mercantil solvente, que contaba con numerosas fincas para su arrendamiento.

La víctima llegó a firmar contratos con éste para materializar los arrendamientos, si bien, cuando inició las labores agrícolas fue apercibido de que no tenía permiso para realizarlas, al tratarse de terrenos embargados o propiedad de terceras personas ajenas a la trama delictiva.

Las pesquisas practicadas por especialistas de los Equipos ROCA (contra robos en el campo) permitieron identificar a un primer sospechoso, vecino de Murcia y propietario de cinco empresas agrícolas, algunas de ellas en situación de concurso de acreedores, como el líder intelectual de la trama.

La Guardia Civil averiguó que existían otras dos personas relacionadas con la investigación, una de las cuales aparecía como administrador de alguna de las empresas relacionadas con las contrataciones fraudulentas y otra, supuestamente, era el encargado de dar la apariencia de solvencia económica.

El estudio pormenorizado de la documentación obtenida permitió averiguar que, para llevar a cabo estas relaciones mercantiles fraudulentas, los sospechosos falsificaron los contratos privados, así como un Documento Nacional de Identidad, con el objetivo de dificultar su localización y detención.

La Benemérita culmino la operación 'Semil' con la detención de tres personas –varones, de 40, 50 y 53 años, vecinas de Murcia, Molina de Segura y Albacete – que fueron detenidas como presuntas autoras de los delitos de estafa y falsificación de documento.

Hasta el momento, el valor de lo estafado asciende a 355.000 euros, aunque no se descarta que existan más delitos relacionados con la trama delictiva desmantelada. Los arrestados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena (Murcia).

Fotos

Vídeos