Tres acusados de estafar a 150 obreros con una oferta de trabajo afrontan 8 años

Los trabajadores afectados, en una concentración ante el Palacio de Justicia de Murcia./G. Carrión / AGM
Los trabajadores afectados, en una concentración ante el Palacio de Justicia de Murcia. / G. Carrión / AGM

Los afectados pagaron entre 250 y 300 euros para lograr puestos de oficial en Rumanía que no existían; algunos llegaron a viajar hasta ese país

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Hicieron los maletas para embarcarse rumbo a Rumanía con la esperanza de ganarse el pan en las obras de una autovía. Una vez allí, sin embargo, descubrieron que su viaje había sido en balde. La oferta de empleo era falsa. La Fiscalía solicita penas que suman ocho años de prisión para tres intermediarios, afincados en Murcia, acusados de esta presunta estafa, que alcanzó los 70.000 euros y afectó a unos 150 trabajadores de la Región.

Los hechos, que ha investigado el Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia, se remontan a la primavera del año 2009. Según explica el Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, los tres procesados, Rafael C., Alfonso P. y Antonio F. -que están siendo defendidos por el abogado Pedro Montes-, contactaron con una mujer rumana que actualmente se encuentra en búsqueda y captura. Los cuatro decidieron supuestamente asociarse para ofertar a un gran número de personas un trabajo en la construcción en Rumanía. Con ese objetivo, los tres procesados comenzaron a colocar por Murcia un cartel que pronto llamó la atención de muchos aspirantes: «Trabajo serio. Solo oficiales. Con contrato de un año en el sector de la construcción».

Alojamiento incluido

El anuncio fijaba como lugar de contacto la oficina de la empresa que los procesados tenían en el murciano barrio de El Carmen. La Fiscalía sostiene que, entre junio y septiembre de 2009, acudieron a esas instalaciones 253 demandantes de empleo. Estos fueron atendidos por Alfonso P. y Antonio F., quienes supuestamente les informaban de que era un trabajo con la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) -que aclaró más tarde que nada tenía que ver con la propuesta- para realizar unas obras en Rumanía. La oferta, según explica el Ministerio Público, incluía cobrar de 1.700 a 2.400 euros en 13 pagas, y el alojamiento y la manutención corría a cargo de la empresa.

Como requisito indispensable para poder optar al puesto, los aspirantes debían abonar entre 250 y 300 euros para supuestos gastos de gestión, traducción, notaría, tramitación... Un montante que los afectados entregaron en mano o ingresaron en una cuenta de la que era titular uno de los procesados. A mediados de octubre de 2009, un grupo de unos 60 obreros llegaron a emprender un viaje a Rumanía para comprobar, a su llegada, que el trabajo no existía. Ninguno de los perjudicados, advierte el fiscal, consiguió el trabajo prometido.

Rafael C. afronta tres años de cárcel por un presunto delito de estafa con la agravante de reincidencia. La Fiscalía pide dos años y medio para los otros dos procesados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos