El tráfico de trenes sigue interrumpido 48 horas después de los actos vandálicos

Aspecto que presentaba ayer la playa de vías de la estación, con los trenes al fondo detenidos. / Guillermo Carrión / AGM

Adif y Renfe aseguran que están trabajando para solventar lo antes posible los desperfectos ocasionados en la traza ferroviaria afectada

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La circulación entre la estación de El Carmen y el Reguerón se mantuvo ayer, por segundo día, suspendida debido a los destrozos en las vías provocados por un grupo numeroso de vándalos durante la concentración vecinal del martes, junto al paso a nivel de Santiago el Mayor. El servicio de cercanías de la línea Murcia-Alicante y los trenes de media distancia que conectan Murcia con Cartagena y los de larga distancia que enlazan con Madrid y Barcelona se vieron afectados, obligando a Renfe a establecer un plan de transporte alternativo por carretera para dar servicio a los viajeros.

«Estamos trabajando para solventar los desperfectos lo antes posible», insistía ayer por la tarde Adif.

Los daños en el tendido férreo y los sistemas de seguridad fueron cuantiosos, y ayer continuaban los operarios retirando materiales lanzados a las vías, y realizando pruebas con vehículos sin pasajeros. El tráfico se vio interrumpido el martes sobre las 21.25 horas, cuando invadieron la vía centenares de manifestantes a la altura del paso a nivel de Santiago el Mayor, epicentro de las movilizaciones, donde desde hace más de 20 días protestan todas las noches para pedir el soterramiento.

Adif reconoció ayer en un comunicado que el personal de mantenimiento no pudo acceder a la infraestructura hasta cerca de las cuatro de la madrugada por la presencia de personas que, en actitud violenta, ocasionaron importantes daños en la vía e instalaciones de seguridad.

La Policía trata aún de identificar a los componentes de esos grupos de radicales infiltrados que quemaron contenedores y maquinaria de obra, y destrozaron las obras en la vía provisional entre Santiago el Mayor y el puente de Ronda Sur. Además, arrancaron las pantallas y las lanzaron sobre los raíles, donde se formaron barricadas con vallas y todo lo que iban encontrando a su paso.

Veinte sujeciones aparecieron quemadas como consecuencia del incendio de varios contenedores; también resultaron calcinadas 15 traviesas. Distintas señales de limitación de vía fueron desplazadas, y Adif ha tenido que retirar material inservible como biondas, señales limitadoras de velocidad, contenedores, postes de electrificación y vallas.

Garantías de seguridad

En cuanto a las instalaciones de seguridad, Adif informó de la destrucción de una señal R1. Una caja de «sintonía de circuito de vía» fue arrancada, aparecieron quemados dos tubos de acometida de motor y una puerta de accionamiento del paso a nivel situado en el kilómetro 460/610 (Senda de los Garres) quedó inutilizada, entre otros daños.

Además, durante la protesta fueron desclavados 600 metros de valla y paneles de metacrilato que aparecieron en las inmediaciones de la vía.

La zona 'caliente' de las protestas seguía ayer con el paso a nivel abierto, y las barreras solo bajaban cuando pasaba el vehículo en pruebas que utiliza Adif para comprobar si la vía se encuentra en perfecto estado.

Renfe ha establecido un plan de transporte alternativo por carretera para dar servicio a los viajeros de estas líneas de cercanías, media y larga distancia, que se mantendrá mientras sigan los trabajos de reparación y limpieza iniciados el miércoles.

Fotos

Vídeos