Tráfico sigue sin señalizar las tres rutas seguras para ciclistas

Arriba, ciclistas circulando por una de las rutas seguras de la Región. A la izquierda, una de las señales indicativas que, según anunció la DGT, se instalarían en estas vías.
Arriba, ciclistas circulando por una de las rutas seguras de la Región. A la izquierda, una de las señales indicativas que, según anunció la DGT, se instalarían en estas vías. / Guillermo Carrión / AGM

En agosto se realizaron cerca de una treintena de controles en estos tramos, pero no se impuso ninguna multa

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

La Dirección General de Tráfico (DGT) aún no ha señalizado las tres rutas seguras para ciclistas que su director, Gregorio Serrano, anunció a finales de julio. Según precisaron fuentes de este organismo, en estos tramos, que comprenden cerca de 60 kilómetros de carretera, se debe reducir la velocidad máxima permitida -en los días de mayor afluencia de aficionados a la bicicleta- y se deben intensificar los controles de alcoholemia y drogas durante los fines de semana.

Esta es una las medidas incluidas dentro del Plan de Actuación para el Colectivo Ciclista que el director de la DGT anunció este verano, poco después de que la trágica muerte de tres ciclistas en el municipio valenciano de Oliva, tras ser arrollados por una conductora reincidente que dio positivo en alcohol y drogas, conmocionase a todo el país. El plan prevé aumentar las medidas de vigilancia y señalización durante los sábados y los domingos por la mañana en los 4.661 kilómetros que comprenden las 138 rutas desplegadas por todo el país.

En la Región, estas rutas ciclistas se extienden por más de 58 kilómetros ubicados en tramos de la RM-E10, que une Alhama de Murcia con la pedanía mazarronera de Gañuelas (concretamente del kilómetro 0 al 6,1); de la RM-A10, que pasa por La Zarza y Casablanca (entre los kilómetros 18 y 25,9), y de la RM-C1, que discurre entre Calasparra y Alcantarilla (concretamente entre los kilómetros 0 y 10 de la RM-510, del 0 al 11 de la RM-B35, del 0 al 16 de la C-1 y del 0 al 7 de la C-17). En todas ellas, se debe reducir el límite de velocidad en 20 kilómetros por hora desde las 9 hasta las 14 horas de los sábados, domingos y festivos de todo el año.

En estos 58 kilómetros se reduce la velocidad en los fines de semana y se refuerza la vigilancia

Según explicaron fuentes de la Jefatura Provincial, desde los servicios centrales de la DGT se están haciendo actualmente los pliegos de contratación para la instalación de estas señales que, «a la mayor brevedad, se instalarán». Estas fuentes no pudieron precisar, sin embargo, una fecha concreta para ello.

De acuerdo a los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico, en el mes de agosto se realizaron cerca de una treintena de controles en estos tramos -diez de velocidad y 19 para detectar el consumo de alcohol y drogas-. Unos dispositivos de vigilancia que, sin embargo, se saldaron sin ninguna multa.

Las vías interurbanas de la Región han sido testigo, en los cuatro últimos años, de hasta 82 siniestros en los que se han visto implicados ciclistas, según los datos facilitados por Tráfico. Saltarse a la torera la prioridad de paso, hacer maniobras antirreglamentarias o distraerse fueron, según se desprende de la investigación de los mismos, las causas más frecuentes. El consumo de alcohol fue anecdótico, pues solo se constató en un choque.

Según se desprende de la estadística de Tráfico, los ciclistas solo provocaron cuatro de cada diez siniestros en los que se vieron implicados en vías interurbanas. Turismos, furgonetas, camiones y vehículos agrícolas causaron más del 56% de estos siniestros, en los que los varones son los principales perjudicados -un 94,2% de las víctimas lo son-. La utilización del casco sigue siendo una de las asignaturas pendientes entre este colectivo. Casi la mitad de los aficionados al ciclismo que sufrieron un accidente en los últimos años, en las vías murcianas, circulaban sin usar esta protección.

Fotos

Vídeos