Tráfico redobla la vigilancia este verano con 2.000 controles de alcohol y velocidad

Tráfico redobla la vigilancia este verano con 2.000 controles de alcohol y velocidad

La jefa provincial advierte de que se montarán dispositivos de inspección sorpresa en las vías de regreso de la costa

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Las carreteras murcianas inician una 'Operación Verano' que se prevé concurrida y especialmente vigilada. Tráfico estima que, desde hoy y hasta finales de septiembre, el asfalto de la Región soportará en torno a 3.650.000 desplazamientos, 150.000 más que el pasado año. Virginia Jerez, jefa provincial de Tráfico, explicó que esta mayor afluencia en las carreteras durante el estío es un fenómeno que ya lleva años percibiéndose y que no es específico de la comunidad.

El mayor trasiego obliga, sin embargo, a una mejor concienciación de los conductores y a más celo por parte de los 200 agentes de la Guardia Civil de Tráfico que velarán por la seguridad en la Región. Estos contarán, además, con la ayuda de otros 240 agentes del instituto armado y de las policías locales.

3,65
millones de desplazamientos prevé Tráfico que se produzcan en la Región durante este verano.
200
agentes de la Guardia Civil de Tráfico velarán por la seguridad en las carreteras. A ellos se sumarán otros 240 efectivos.
8
fallecidos y 19 heridos graves dejaron los 75 accidentes con víctimas registrados en el estío de 2016.

En estos meses de calorina, Tráfico prevé redoblar notablemente la vigilancia en las carreteras murcianas. El capitán del subsector de Tráfico de la Benemérita, Agapito Cánovas, explicó que en esta temporada veraniega se realizarán en torno a un millar de controles para detectar el consumo de alcohol y drogas, así como otros 1.100 de velocidad. El pasado año, según explicó Tráfico en su momento, fueron 700 los dispositivos de alcohol y drogas y 200 los de velocidad.

Se centrarán en La Ribera, La Manga, Águilas, Mazarrón y los accesos a la capital murciana

Estos controles se centrarán especialmente en las zonas de costa, como La Ribera del Mar Menor, La Manga, Águilas y Mazarrón, y en los accesos a la capital murciana. En el caso de los controles de velocidad, la Guardia Civil de Tráfico, relató el capitán, cuenta con siete vehículos provistos de radares. Estos automóviles pueden captar a los infractores en movimiento o parados en la cuneta, pero, subrayó, siempre estarán identificados, bien a través de los pórticos o de señalización.

La jefa provincial de Tráfico fue preguntada por los periodistas sobre algunos controles que se han realizado en las últimas semanas a la salida de las zonas de costa generando importantes retenciones. Fue el caso, por ejemplo, del dispositivo que se desplegó un domingo, a finales de mayo, en la autovía de La Manga. Jerez dejó claro, en este sentido, que este tipo de controles sorpresa se seguirán dando a lo largo de este verano. «Lo que se intenta es que afecte lo menos posible a la fluidez del tráfico, pero evidentemente esos controles se van a seguir realizando», remarcó. Para estos dispositivos en vías de alta capacidad, explicó, Tráfico cuenta con la colaboración de una empresa que prepara la carretera -con conos y señalización- para que el control sea seguro.

Como suele ser habitual, la 'Operación Verano' incluirá varias campañas especiales de vigilancia dirigidas a detectar diferentes infracciones. La primera de ellas se llevará a cabo los días 8 y 9 de julio y en ese caso el principal objetivo de Tráfico serán los motociclistas. Entre el 17 y el 23 de julio habrá otra campaña especial dirigida a comprobar que los automóviles y demás vehículos circulan con la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) al día. Durante el Puente de Agosto, marcado por las fiestas en numerosos municipios, los agentes dedicarán sus esfuerzos a detectar a aquellos conductores que se pongan al volante tras tomar alcohol o drogas. Según advirtió el capitán Cánovas, la penúltima semana de agosto, la del 21 al 27, tendrá la velocidad como protagonista.

La jefa provincial de Tráfico volvió a hacer hincapié ayer en algunos tramos conflictivos que se encontrarán los conductores murcianos -y los que vengan de fuera- en la 'Operación Verano'. Es el caso del enlace entre la autovía A-7 y la A-30 -el conocido como 'nudo de Espinardo- en Murcia y el enlace de la autopista Cartagena-Vera (AP-7) con la RM-12. Este verano la autovía A-30, justo antes de su enlace con la vía rápida del Mar Menor, se encuentra ocupada por unas obras. Cánovas explicó que estos trabajos se paralizarán durante las fechas y hora 'punta' del estío y los fines de semana. Los desvíos provisionales, sin embargo, se mantendrán porque no es posible retirar la maquinaria.

El objetivo de Tráfico es reducir «a cero» la siniestralidad durante este periodo, especialmente preocupante por el elevado número de desplazamientos. En el verano de 2016, recordó Jerez, hubo 75 accidentes con víctimas en la Región que dejaron ocho fallecidos. La cifra suponía dos más que un año antes y el doble que en 2014. El pasado año, además, hubo 19 heridos graves y 123 hospitalizados.

En lo que va de año, las carreteras murcianas han registrado más accidentes que en el mismo periodo del año anterior, aunque estos han sido de menor gravedad. La jefa provincial de Tráfico hizo ayer balance de este primer semestre del año y explicó que se han tenido que lamentar 19 fallecimientos, cuatro menos que el pasado año. Entre enero y finales de junio se registraron 226 accidentes con víctimas, 46 más que en el mismo periodo del pasado año, pero estos no solo causaron menos muertes, sino también menos heridos graves.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos