Tráfico multó a 250 conductores cada día en la última campaña de velocidad

Bomberos, policías y efectivos sanitarios trabajando en el rescate de los heridos en un accidente en Mazarrón. / CEIS
Bomberos, policías y efectivos sanitarios trabajando en el rescate de los heridos en un accidente en Mazarrón. / CEIS

La jefa provincial asegura que se sancionó al 6,7% de los más de 26.000 coches controlados y que se trata de un porcentaje menor que otros años

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

El exceso de velocidad sigue muy presente en las carreteras murcianas. Un total de 1.763 conductores fueron sancionados por pisar de más el acelerador durante la última campaña de control que Tráfico desplegó la pasada semana en las carreteras. La cifra de multados supone un 6,7% de los 26.136 automovilistas que fueron controlados por la Guardia Civil en estos días, con la ayuda de cuatro radares móviles y tres trípodes que se colocan en diferentes vehículos del cuerpo. Según precisaron fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico, sin embargo, el índice de sancionados mejora -prácticamente en dos puntos- respecto a la última campaña, cuando alcanzó el 8,46%. También supone un paso adelante respecto a la campaña realizada el pasado verano, cuando el porcentaje de multados rozó el 10% de los conductores.

«No solo debemos concienciar e informar a los usuarios de la vía sobre la obligatoriedad legal de cumplir las normas sobre los límites genéricos y específicos de velocidad», recalcó la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez, «sino que es necesario recordar y dar a conocer de nuevo la relación fatídica entre excesos de velocidad, o velocidad inadecuada, y el mayor índice de sufrir un accidente de tráfico por esta causa».

Una causa recurrente

En este sentido, Jerez hizo hincapié en que la velocidad está detrás del 16,6% de los accidentes mortales registrados en las vías interurbanas a lo largo de este 2017. En el caso de las vías urbanas, el exceso de velocidad se considera causa probable de un 15,3% de los trece siniestros mortales de este año.

La sanción impuesta a estos automovilistas, según explicó la jefa provincial de Tráfico, varía en función del exceso en el que hayan incurrido y oscila entre los 100 y los 600 euros. Si el conductor opta por abonar la multa en ese mismo momento se beneficia de una rebaja del 50% del importe. Puede acarrear, además, la pérdida de hasta seis puntos del carné.

En el caso de que el automovilista sobrepase en más de 60 kilómetros por hora el tope, afrontaría un delito contra la seguridad vial. Este acarrea penas de prisión de tres a seis meses, multas de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquier caso, implica la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Más

Fotos

Vídeos