Tráfico intensifica los controles de alcohol y drogas esta semana por las cenas navideñas

LA VERDADMURCIA

Quienes se pongan al volante esta semana después de haber bebido o consumido estupefacientes en las tradicionales cenas y comidas navideñas se exponen a una sanción grave. La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia hoy una nueva campaña de vigilancia y control entre los conductores que estará activa hasta el domingo 17 de diciembre, cuando se celebran las tradicionales comidas y cenas de amigos y compañeros.

El pasado año se realizaron esos días en España 25.000 pruebas diarias y se puso el énfasis en los denominados policonsumidores, aquellos que toman habitualmente tanto bebidas alcohólicas como estupefacientes. El objetivo era el de concienciar a los ciudadanos de que no solo el alcohol y la conducción es un binomio peligroso, sino que también las drogas y la conducción suelen ser en numerosas ocasiones sinónimos de muerte.

La campaña especial arranca justo al término de la operación especial por el puente de diciembre, que ayer provocó atascos en el nudo de Espinardo (Murcia). En la autovía del Mediterráneo, a la altura de Totana, también se registraron atascos de seis kilómetros debido a un accidente. Una persona resultó herida y fue trasladada al Hospital Reina Sofía de Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos