Los trabajadores murcianos perdieron un 10,5% de poder adquisitivo durante la crisis

Tres mujeres y un hombre trabajando en un vivero de Lorca, en una foto de archivo. / Paco Alonso / AGM

Son los españoles que más vieron reducirse su salario entre 2008 y 2015, después de los aragoneses

EFEMURCIA

Todos los trabajadores españoles han perdido poder adquisitivo durante la crisis, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en relación al índice de precios del trabajo (IPT). No obstante, los datos también revelan que este quebranto es mayor o menor en función de la comunidad autónoma en la que se viva. Así, en Madrid es donde más poder de compra han perdido los trabajadores (10,83%), seguidos de cerca por Aragón (10,7%) y Murcia (10,51%); en el lado opuesto de la tabla se encuentran los asalariados del País Vasco, donde solo han perdido un 2,68% de poder adquisitivo desde el inicio de la crisis.

Los datos publicados recientemente por el INE desvelan que los salarios bajaron en Murcia entre 2008 y 2015 un 2,69% -la segunda mayor rebaja tras la de Aragón-, mientras que el descenso medio a nivel nacional fue apenas inexistente (0,06%). Asimismo, los precios subieron en esos 7 años en la Región de Murcia un 7,82%. De la combinación de ambos datos resulta que la pérdida de poder adquisitivo de los empleados murcianos asciende al 10,51%.

Si se tiene en cuenta el dato medio a nivel nacional, los trabajadores españoles casi han recuperado su nivel salarial previo a la crisis, ya que los sueldos han experimentado un recorte del 0,06 % entre 2008 y 2015. Sin embargo, el coste de la vida ha ido en aumento y, según el índice de precios de consumo (IPC), la inflación ha registrado un incremento del 8,48% entre diciembre de 2008 y diciembre de 2015. Ambos indicadores reflejan que, a nivel estatal, los trabajadores españoles han experimentado una pérdida de poder adquisitivo del 8,53 % de media durante la crisis.

Por encima de esta media nacional se sitúan, además de los trabajadores murcianos, los madrileños, cuyos salarios se recortaron el 2,56% durante la crisis, mientras que la inflación acumulada en la región asciende al 8,27%.

Los trabajadores del País Vasco, por su parte, han experimentado un incremento del coste de vida superior al de Madrid, del 9,36%, pero han visto sus salarios revalorizarse un 6,69% en ese periodo, dejando bastante mermada la pérdida de poder adquisitivo (menos del 3%). Les siguen, entre los menos afectados por la pérdida de capacidad de compra canarios y valencianos.

De hecho, el País Vasco es la región en la que más se han incrementado los salarios entre 2008 y 2015, por delante de la Comunidad Valenciana, Galicia, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja, Cantabria y Castilla y León.

Las siete regiones restantes aún no han recuperado el nivel salarial y el mayor descenso de sueldo lo han sufrido los aragoneses (2,88%), seguidos de murcianos, extremeños, madrileños, andaluces, asturianos y navarros.

Fotos

Vídeos