Los socios de la almendra de Coato solicitan que la asamblea revoque al Consejo Rector

Los afectados responden ante los expedientes de expulsión planteando que se estudien acciones civiles y penales para exigir «el resarcimiento de los perjuicios ocasionados»

ZENÓN GUILLÉN

Los afectados por las liquidaciones de la almendra en la Cooperativa Agrícola de Totana (Coato) están dispuestos a batallar hasta el final por defender sus intereses -estimados en casi 2 millones de euros en pérdidas en la anterior campaña-, pese a la amenaza que sobrevuela sobre ellos tras la petición de medidas disciplinarias, entre las que se incluye la expulsión, por parte de un grupo de socios mayoritarios, tal como informó 'La Verdad' el pasado sábado.

De hecho, la abogada Natalia Sánchez, con poderes de representación de unos 200 almendricultores, ha solicitado por burofax al Consejo Rector que incluya entre los puntos del día de la asamblea general convocada para el próximo 14 de diciembre, la propuesta de revocación de este mismo órgano por «pérdida de confianza», así como por «no gestionar adecuadamente la almendra entregada» y «negarse a dar explicaciones razonadas y documentadas», mientras trasladan toda la responsabilidad de «la mala gestión de la comercialización» del producto en la campaña 2015 y 2016 a «alguien que estaba por encima del consejo rector», en alusión directa al presidente, José Luis Hernández.

Otro de los trece puntos que solicitan sea tratado en dicha asamblea es la propuesta de llevar a cabo «el ejercicio de acciones civiles y penales» ante los órganos que correspondan para exigir del Consejo Rector «el resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados a los socios del producto almendra en el pasado ejercicio económico, como consecuencia de la política comercial arriesgada llevada a cabo de manera unilateral sin el consentimiento y aprobación de la asamblea general».

Los críticos piden por burofax a la cooperativa que incluya sus puntos en el orden del día 14

Los socios críticos con la actual cúpula muestran igualmente su «perplejidad» por la estrategia planteada desde la cooperativa, consistente «en darle la vuelta a una realidad, para que la responsabilidad recaiga sobre otros», en concreto sobre los socios disconformes «por no tragarse una rueda de molino de gigantescas dimensiones».

Los defensores de abrir expedientes a los productores de almendra, bajo la acusación de «menoscabar» la imagen de la entidad, así como por no entregar su cosecha en la presente campaña, son el centenar de miembros de la sección hortofrutícola de la cooperativa (brócoli, lechuga, uva), junto a varios directivos de otras secciones -que representan el 80% de la facturación-. A todo ellos, los críticos le lanzan el mensaje de que «quizás, consigáis expulsarnos, sancionarnos y quedaros con la marca Coato, que en realidad es lo que buscáis, pero tememos que como hombres que sois todos, para conseguirlo os dejaréis algo en la gatera y no solo serán los pelos, será vuestra dignidad».

Asimismo, los socios afectados insisten, más allá de que les cubran las pérdidas, en «la realización de una auditoria interna de los ejercicios económicos 2014-2015; 2015-2016; y 2016-2017», así como en una propuesta de liquidación para la presente campaña y siguientes, «mediante el sistema 'venta tablilla' o venta semanal, con pago al socio del precio reflejado en el plazo de treinta días desde la fecha señalada para la venta».

Prejubilación del presidente

Por último, entre los puntos que los críticos también piden que se incluya en la asamblea es la «propuesta de suspensión del plan de prejubilación de José Luis Hernández como consecuencia de los acuerdos tomados anteriormente y por ser únicamente beneficioso para su persona y, a su vez, enteramente perjudicial para los intereses de la cooperativa».

Temas

Totana

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos