Desmantelan un invernadero de marihuana en una nave agrícola de Totana

El interior del invernadero de Totana con las plantas de marihuana. / GC

Los agentes localizaron la plantación clandestina de cannabis y los útiles necesarios para su cultivo interior en la pedanía de Raiguero Alto

LA VERDADMURCIA

La Guardia Civil de la Región de Murcia y la Policía Local de Totana desarrollaron la operación ‘San Marcos’, una investigación que permitió desmantelar, en una nave agrícola de la pedanía totanera de Raiguero Alto, un invernadero clandestino donde fueron incautadas 72 plantas de cannabis sativa y los útiles necesarios para su cultivo interior.

Fueron detenidas tres personas como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga y de defraudación de fluido eléctrico.

En el marco de las investigaciones desarrolladas con el objetivo de prevenir y perseguir el tráfico de drogas, la Guardia Civil y la Policía Local de Totana iniciaron la investigación al tener indicios de la existencia de un cultivo clandestino de plantas de cannabis sativa en una nave agrícola sita en la diputación totanera de Raiguero Alto.

Los investigadores ubicaron el inmueble sobre el que realizaron una serie de vigilancias ocultas que permitieron detectar la entrada y salida de tres personas, así como la existencia de aparatos de aire acondicionado adosados a la nave.

Fruto de las pesquisas practicadas se averiguó la identidad del propietario del inmueble, una persona que contaba con antecedentes policiales por cultivo de plantas de marihuana.

Recientemente, la Guardia Civil y la Policía Local de Totana han culminado la investigación con la entrada y registro en el local investigado donde fueron incautadas 72 plantas de cannabis sativa, en avanzado estado de crecimiento y floración, así como numerosos útiles empleados para su cultivo intensivo como lámparas incandescentes, aparatos de aire acondicionado y fertilizantes. Además, se verificó la conexión ilegal a la red eléctrica, para el suministro de energía a la nave.

Nave agrícola precintada

Esta inspección supuso averiguar que en el inmueble se había instalado una doble puerta para que, una vez dentro del recinto, existiera otra segunda puerta para acceder al lugar donde se encontraba la plantación clandestina. Además, el marco de la puerta de acceso principal fue sellado con poliuretano para evitar la fuga de olores al exterior.

El recinto contaba con los departamentos necesarios para el cultivo intensivo y secado de las plantas que, en el momento de la intervención policial, se encontraban en el punto álgido para su recolección.

En ese mismo acto fueron detenidas tres personas –varones, españoles, con edades comprendidas entre los 29 y 37 años– a las que se les atribuye la presunta autoría de los delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga y de defraudación de fluido eléctrico.

Los arrestados, la droga y los efectos incautados; así como las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Totana (Murcia).

Fotos

Vídeos