El Consistorio vuelve a pagarle el agua al Taibilla y busca cómo reducir la deuda de 9 millones

El compromiso municipal presentado al delegado de la Mancomunidad de Canales pasa por el nuevo préstamo del Plan de Pago a Proveedores

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

Después de cinco años, el Ayuntamiento de Totana vuelve a pagar por el agua potable a la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT). Eso sí, las dos facturas mensuales abonadas, correspondientes a los pasados meses de noviembre y diciembre, apenas son una gota en un vaso, ya que el total de la deuda pendiente se eleva hasta los 9 millones de euros, «a pesar del esfuerzo en los últimos meses para iniciar el pago de recibos», subrayan desde el equipo de gobierno municipal.

Hay que tener en cuenta que el Consistorio mantiene unos impagos económicos con el Tabilla que tienen su origen en el año 2012, cuando la anterior Corporación decidió rescatar el Servicio Municipal de Aguas, dejando de pagar la facturación mensual, que se sitúa alrededor de los 160.000 euros.

El nuevo alcalde totanero, Andrés García, acompañado por su antecesor, Juan José Cánovas, y las concejales del Servicio de Aguas, Antonia Camacho, y Hacienda, Ana Cánovas, se reunieron esta semana, precisamente, con responsables ejecutivos de la Mancomunidad de Canales para tratar de encontrar una solución definitiva al abono de la deuda, así como a otros asuntos relacionados con el servicio del agua en el municipio.

Líneas de financiación

En la cita estuvieron presentes el delegado del Gobierno de la MCT, Adolfo Gallardo, y el secretario general de este organismo, José Manuel Fuentes. El regidor les transmitió que el Ayuntamiento «está barajando acogerse a nuevas líneas de financiación ofertadas por el Ministerio de Hacienda y Función Pública» para hacer frente a la cuantía pendiente con el Taibilla, a la vez que al pasivo con la Seguridad Social y a los casi 30 millones de euros pendientes de los planes de pago a proveedores de 2012 y 2013, a los que se acogió el anterior Ejecutivo local, y que siguen reteniéndose todos los meses de la participación en los Tributos del Estado.

Con la nueva operación de préstamo que se proyecta, tras el visto bueno al Plan de Ajuste por el Ministerio, el Consistorio liquidaría todas esas deudas, convirtiendo esas cantidades en un préstamo a diez años, en torno al 1% de interés y dos años de carencia, tal como informó el pasado sábado 'La Verdad'. Así, el Ayuntamiento aumentaría sus ingresos por los Tributos del Estado en más de 260.000 euros mensuales; una liquidez muy necesaria para hacer frente a tantos compromisos de gasto, además de estabilizar la deuda haciéndola sostenible.

La concejal del Servicio de Aguas planteó también en la reunión los graves problemas existentes en la zona que abastece el polígono industrial de El Saladar y La Ñorica, así como el estudio de las obras a ejecutar entre las distintas administraciones. Igualmente, se habló de las alternativas para solucionar definitivamente el abastecimiento de las zonas de Los Huertos, la urbanización La Charca, Mortolitos, Los Secanos y Las Viñas Carivete, mediante la construcción de un nuevo depósito regulador en La Sierrecica, junto a la rambla de los Molinos.

Cesión de la Casa del Guarda

En el encuentro, se concretaron también los pasos para que la Mancomunidad ceda una vivienda de su propiedad, situada en el paraje de Cordones, llamada la Casa del Guarda, que pasaría a ser gestionada por el Ayuntamiento de Totana para utilizarla en programas juveniles, senderismo y estudio de la incidencia del Canal del Taibilla en la Historia y desarrollo del municipio.

Esta propiedad se encuentra muy cerca del yacimiento argárico de la Tira del Lienzo y la Ciudad Deportiva, en los linderos con el Parque Natural de Sierra Espuña.

Fotos

Vídeos