El alcalde exige a Hacienda «medidas excepcionales» ante su deuda del 300%

Andrés García Cánovas /LV
Andrés García Cánovas / LV

El pago de facturas por encima de 280 días lleva a García Cánovas a pedir más apoyo al Ministerio para poder afrontar esta «situación estructural»

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

El «riesgo alto» de insostenibilidad en el que están las arcas municipales, como advirtió la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha llevado al alcalde, Andrés García Cánovas, a instar al Ministerio de Hacienda a que colabore de inmediato con «medidas excepcionales» para afrontar la «situación estructural» económico-financiera que arrastra el Consistorio desde hace años.

En su comparecencia junto a la concejal de Hacienda, Ana María Cánovas, ambos insistieron en que el municipio necesita unas condiciones «particulares» para poder hacer frente a su deuda financiera de más de 90 millones. Es uno de los ayuntamientos españoles con más problemas económicos, ya que, «no cumplimos con el pago de facturas a los acreedores dentro de los 30 días naturales como dice la ley, sino que nuestros días de pago pueden llegar a ser más de 200 para abonar una factura», reconoció la edil.

Exactamente, «la media de la ratio de deuda sobre ingresos corrientes en Totana es del 312%», tres veces superior a la de los municipios de la Comunidad y cinco veces superior a los ayuntamientos de su grupo de población. Y, encima, AIReF estima que «se producirá un crecimiento de la misma» en este año. El 32% de su deuda corresponde a mecanismos de financiación del Estado. Y por lo que se refiere al remanente de tesorería medio, siempre negativo, ha sido del 10% de los ingresos no financieros.

Por ello, entre las iniciativas que ponen sobre la mesa de cara a paliar esta situación apuntan a una ampliación del plazo de pago de la deuda de 20 años a 35 o 40 años; así como que desde la Comunidad Autónoma se financie el 100% de las competencias que no son propias y que tienen que asumir, «que nosotros valoramos en unos 3 millones de euros», indicó la responsable municipal del área, quien reiteró que están en una situación «comprometida económicamente y fiscalmente». De hecho, en el informe de AIReF se aconseja al Ministerio que lidere una comisión de expertos para analizar las causas por las que se ha llegado a esos problemas de sostenibilidad y proponer soluciones.

Evolución a peor

El periodo medio de pago del último ejercicio liquidado es 212 días, mientras que en el último dato parcial -pasado septiembre- aumenta hasta los 282 días. Y el promedio de los tres últimos ejercicios es 171 días, 12 veces superior al del sector, 5 veces superior al del grupo poblacional y cercano al doble de las corporaciones locales.

Ana María Cánovas hizo hincapié en que se «reafirma lo que desde un principio subrayó este gobierno municipal», en coincidencia con el estudio económico-financiero presentado en 2015. Y advirtió de que «hemos tomado todas las medidas posibles, pero llegamos a un punto donde solos no se puede avanzar», aunque el plan de ajuste pueda mejorar la situación al incrementar ingresos y disminuir los gastos, bajar los intereses, y dar cobertura a las sentencias y refinanciaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos