La Verdad

La Santa regresa con récord de romeros

fotogalería

Miles de romeros acompañan a Santa Eulalia, ayer, en la romería a su santuario. / P. Espadas

  • Más de 12.000 vecinos y visitantes participan en la celebración, una de las más multitudinarias que se recuerdan

Miles de romeros de todas las edades, más de 12.000, según la Policía Local, acompañaron ayer a la Patrona de Totana, Santa Eulalia de Mérida, en el regreso a su santuario, ubicado en Sierra Espuña, tras pasar las navidades en la iglesia de Santiago.

La carretera por la que discurrió la romería estuvo repleta de personas, tanto por delante como por detrás del trono, el cual fue portado por una treintena de componentes de la hermandad. Realizaron turnos en cortos periodos de tiempo para llevar a hombros a La Santa por la empinada carretera que discurre entre los idílicos huertos de la zona. A las 12 en punto del mediodía, la imagen entró en el atrio del santuario, seguida de una auténtica riada humana que se fusionó con los miles de devotos que ya la esperaban en el lugar.

«¡Viva Santa Eulalia!», sonaban los vítores una y otra vez, mientras que la alegría del momento se amplificaba con la música de las rondallas, que entonaban canciones con letras populares de la tierra. Una vez que la comitiva situó la talla de Santa Eulalia en el atrio de su templo del monte, se inició una multitudinaria misa de campaña. Después, la imagen fue portada al interior del santuario, en donde quedará hasta el próximo 8 de diciembre, día que regresará otra vez a Totana en romería. La presencia de fuerzas de seguridad se notó a lo largo de la jornada, especialmente en la zona en donde los vecinos, tras la romería, realizan la tradicional jornada gastronómica. Paellas, migas, embutidos y recios vinos, así como la música de rondallas, eran los protagonistas del lugar. En total fueron más de cincuenta los efectivos de Policía Local, Guardia Civil, agentes del servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y Tráfico, Protección Civil, efectivos medioambientales, con un helicóptero, los que velaron por la seguridad del evento.

Para este año, en principio se anunció la prohibición de hacer fuego vegetal en el monte, pero ante la movilización vecinal en contra de esa medida, la Junta de Seguridad Ciudadana, presidida por el alcalde, Juan José Cánovas, accedió a que se pudieran encender los fuegos en las zonas habilitadas para ello, por lo que se necesitaba rellenar una declaración de responsabilidad. «Salir de La Santa sin olor a humo no es una romería como tiene que ser», indica Juan Miras, conocido como 'el Míster', y que fue uno de los vecinos que inició una recogida de firmas para que les dejaran hacer fuego. «Lo del fuego vegetal se arregló con buena voluntad», matizó el primer edil, aunque «la responsabilidad de los romeros está por encima de todo».

Entre los totaneros se comentó la posibilidad de que esta romería, que se celebra justo el día después de la festinad de la Epifanía, se realice siempre en sábado, para que los vecinos que trabajan fuera de la localidad no pierdan la oportunidad de acompañar a su Patrona. El alcalde reconoció que este año «se ha batido récord de asistencia».