La Verdad

El Ministerio aprueba el plan de ajuste y deja de retener 530.000 euros de los tributos

  • El Pleno refrenda instar a la Intervención General del Estado y al Tribunal de Cuentas a que auditen también las cuentas y fiscalicen el análisis que presentó la consultora

Un pequeño respiro. Eso es lo que supone para las arcas municipales de Totana que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas haya dado el visto bueno al plan de ajuste presentado por el Ayuntamiento para adherirse de nuevo al Fondo de Ordenación de Sostenibilidad Financiera de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales. La Subdirección General de Estudios y Financiación de Entidades Locales informó ayer de que se ha realizado la valoración de acuerdo con los criterios establecidos y ha resultado «favorable».

La primera consecuencia es que se pone fin a la retención mensual de los 530.000 euros correspondientes a los tributos del Estado que corresponden al municipio. Algo que se ha producido durante los últimos cuatro meses debido a que no se había aprobado el correspondiente plan de ajuste en tiempo y forma, ya que tuvo que ser llevado al Pleno hasta en cuatro ocasiones, por la falta de acuerdo entre los diferentes grupos políticos para su ratificación.

Otro hecho destacable, tal como resaltan desde la formación Ganar-IU, a la que pertenece el alcalde, Juan José Cánovas, es que los más de dos millones de euros retenidos en este tiempo han permitido reducir el valor total de la deuda, que, tal y como el equipo de gobierno aprobó y dio cuenta en el último Pleno, arroja un pasivo de 180 millones de euros, según los cálculos de la auditoría externa realizada por la firma ACAL.

Desde el entorno del regidor totanero hacen hincapié en que «por primera vez, un plan de ajuste presentado por el Ayuntamiento ante el Ministerio de Hacienda ha contado con una valoración favorable»; no obstante reconocen que «si bien no es plato de gusto para nadie, nació como condición a las ayudas» a las que el Consistorio se acogió a principio de legislatura «para poder hacer frente a deudas contraídas por corporaciones del PP, tanto con los bancos como con empresas y proveedores». E insisten en que «todos los grupos sabíamos que ese préstamo conllevaba unos compromisos, aunque posteriormente no todos actuamos con la misma responsabilidad a la hora de asumir las consecuencias». En la sesión plenaria también se aprobó crear una comisión mixta (Ayuntamiento, Consejería de Hacienda y Ministerio) para buscar juntos una solución financiera a las arcas locales; así como una moción de los populares para instar a la Intervención General del Estado y al Tribunal de Cuentas para que ambas instituciones auditen los números, además de fiscalizar el análisis económico-financiero presentado por la empresa de consultoría contratada.

Cánovas aboga así por la necesidad de crear un frente común de todos los partidos, a la vez que «nos comprometemos a seguir en esa línea de coherencia en legislaturas venideras, gobierne quien gobierne en el futuro, sin demagogias ni populismos, para estabilizar la grave situación del Ayuntamiento».

Temas