La Verdad

Dos de las jóvenes heridas en el accidente están en planta y otra sigue en la UCI

  • El siniestro, en el que se vieron implicados dos vehículos, tuvo lugar pasadas las 23.30 horas a unos 500 metros de La Palma, en el municipio de Cartagena

Las tres jóvenes que resultaron heridas graves en el accidente en el que perdieron la vida cinco personas el sábado 4 de febrero, en la carretera RM F-36, entre La Palma y Torre Pacheco, evolucionan favorablemente de sus lesiones, según informan fuentes municipales.

Dos de ellas ya se encuentran en planta del Hospital Santa Lucía de Cartagena, en el área de Traumatología, mientras que la tercera chica, pese a su mejoría, permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), «con pronóstico reservado debido a los traumatismos y contusiones que presenta».

Las pacientes que se encuentran en planta, además de recuperarse de los hematomas y contusiones, han sido operadas de fracturas en fémur y sacro, respectivamente. Una de ellas, en función de la evolución de su estado, podría ser trasladada a su hospital de referencia, Los Arcos, en San Javier.

El siniestro, en el que se vieron implicados dos vehículos, tuvo lugar pasadas las 23.30 horas a unos 500 metros de La Palma, en el municipio de Cartagena.

Como causa más probable, la Guardia Civil de Tráfico apunta a una colisión frontolateral. De acuerdo con este hipótesis, el conductor del turismo ocupado solo por chicos, un Renault Clio, perdió el control por un despiste o por un exceso de velocidad al tomar una curva situada a doscientos metros, y se introdujo en el carril por donde transitaba, hacia Torre Pacheco, el vehículo de las chicas, un Citroën C4.

Análisis del siniestro

Siempre según estos datos preliminares, el conductor del Clio trató de frenar y corregir su posición, pero la conductora del C4 se encontró con el otro vehículo repentinamente y no pudo evitar el choque contra la parte derecha del otro turismo.

Como consecuencia de la colisión, los cuatro hombres fallecieron en el acto y las cuatro mujeres resultaron heridas de gravedad. Los efectivos de bomberos lograron excarcelarlas, y aunque durante cuarenta minutos los servicios sanitarios trataron de reanimar a una de ellas, la que ocupaba el asiento trasero izquierdo, no pudieron evitar su muerte.