La Verdad

Tres atracos con armas en un mes disparan la alarma entre los vecinos

  • El Ayuntamiento exige a la Delegación del Gobierno el aumento de guardias civiles que prometió en octubre

Después de unos meses de tregua, un repunte en el número de robos con fuerza vuelve a generar la inquietud entre vecinos y empresarios de Torre Pacheco. El último, el pasado fin de semana, de madrugada, con el asalto a una herboristería, en la que los ladrones vaciaron la caja registradora y se llevaron alrededor de 2.000 euros, según confirmaron fuentes de la investigación.

Sin embargo, las acciones delictivas más preocupantes han sucedido desde mediados de enero, con tres robos con armas en otros tantos salones de juego del municipio, dos en el núcleo urbano y otro en Balsicas. Todos fueron ya entrada la madrugada y con clientes, encargados o personal de limpieza, según los casos, en su interior. En dos de los atracos, fueron amenazados con armas de fuego por los intrusos, mientras que en el otro, los delincuentes blandieron un arma blanca. En los tres casos, los ladrones forzaron varias máquinas de las que se encontraron en su rápido asalto y se llevaron el dinero almacenado, en una cuantía que las fuentes consultadas no pudieron precisar, pero que, probablemente, ascenderían a «varios miles de euros».

Este nuevo episodio se produce cuatro meses después de la concentración silenciosa que varios cientos de vecinos y empresarios realizaron ante la Delegación del Gobierno. Tras finalizar la protesta, una delegación encabezada por el alcalde, Antonio León, se reunió con el delegado, Antonio Sánchez-Solís. De ahí salieron varios acuerdos sobre incremento de vigilancia de la Guardia Civil y la cobertura de vacantes en la plantilla del Instituto Armado, que desde el Ayuntamiento dudan de que se esté cumpliendo.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Salvador Sánchez, aseguró que «la situación es preocupante, no solo por los robos, sino porque hay franjas horarias en las que no hay ni una patrulla». También valoró el trabajo de coordinación que existe entre la Policía Local y la Guardia Civil, aunque vaticinó que con «la falta de agentes en labores de patrullaje, los robos podrían incrementarse aún más».

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos de Roldán, Antonio José Martínez, señaló que los primeros días después de la concentración en Murcia «hubo un gran despliegue de Guardia Civil», que después, subrayó, «se ha ido quedando en nada». Sobre la incidencia de robos, admitió que «son cíclicos, no solo en Roldán, sino en todo el municipio». Y pidió a la Delegación del Gobierno que «no se olvide de esta comarca, porque sigue estando muy afectada por los robos».

Asimismo, reconoció que en los últimos meses se han practicado «detenciones, aunque, al poco tiempo, los ladrones han estado de nuevo en la calle y así es muy difícil acabar con esto», en alusión a «las condenas blandas».