La Verdad

La adjudicataria de las guarderías lleva al juzgado su reclamación contra el Ayuntamiento

  • La concesionaria ha dejado de llevar a cabo el servicio debido a una supuesta deuda de 60.000 euros con el Consistorio, que han exigido sin recibir respuesta

Cativos, la concesionaria de tres escuelas infantiles municipales en Torre Pacheco, denunció ayer en un comunicado que el déficit del servicio «es exorbitante» y que si «no se produce ninguna modificación de las circunstancias, la empresa no puede mantener la actual situación». Cativos exige al Consistorio 60.000 euros, y subraya que «las reclamaciones que proceden ya se han presentado ante el juzgado».

La empresa asegura que quien «ha propiciado el anuncio de cierre patronal» es la Administración local. También recuerda que ha tenido que pagar facturas de agua que correspondían al Consistorio y que no ha recibido respuesta a los escritos que la firma presentó en 2015 y 2016. «Lo que de verdad debe preocupar a los vecinos es que el Ayuntamiento no cuenta con un informe económico sobre el coste del mantenimiento del servicio», afirma.