Los titulados de FP Básica podrán tener la ESO sin hacer examen

Alumnos de FP en el instituto Politécnico de Cartagena./José María Rodríguez / AGM
Alumnos de FP en el instituto Politécnico de Cartagena. / José María Rodríguez / AGM

La homologación dispara las solicitudes del itinerario, ideado para los alumnos que han repetido y no avanzan, y que incluirá plazas en modalidad dual

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

El itinerario alternativo para 'reconducir' a los alumnos de Secundaria que han repetido curso y no logran avanzar en los estudios empieza a despegar en la Región, tres años después de su poca exitosa implantación. Los estudios de Formación Profesional Básica (FPB), la enseñanza diseñada por la Lomce para atajar el fracaso escolar y frenar la sangría de alumnos que cuelgan los libros sin haber conseguido el título de Secundaria Obligatoria, han incrementado su demanda un 13%, con 300 solicitudes más que el curso pasado. La razón hay que buscarla en los cambios de reglamentación acordados por el Ministerio de Educación, que aprobó el pasado mes una orden para evitar que los titulados en FP Básica se quedaran en el limbo y sin título de ESO.

A partir de este curso, los estudiantes que consigan el título de FP Básica podrán obtener el de graduado en ESO «siempre que en la evaluación final del ciclo el equipo docente considere que han alcanzado los objetivos de la ESO y adquirido las competencias correspondientes». Hasta ahora, los estudiantes lograban el título de FP Básica, pero no el de la ESO, que hubieran tenido que conseguir en la desaparecida reválida. Con la nueva orden, los alumnos que optan por esta vía alternativa se garantizan la titulación de Secundaria, que es la mínima requerida para cualquier oposición de escala básica. Una vez completan el título, los estudiantes tienen la opción de acceder al mercado laboral o matricularse en ciclos de grado medio sin pasar ninguna prueba intermedia para seguir formándose.

300
solicitudes de estudiantes más que el curso pasado se han registrado hasta la fecha, y se espera que la demanda crezca más en el proceso de admisión de septiembre. En total, se han inscrito 2.596 alumnos.
127
ciclos concentran la oferta de FP Básica en la Región. Se imparte en noventa institutos de la Región repartidos en 37 municipios.

Con las nuevas condiciones, la demanda de plazas ha experimentado un repunte en el proceso de admisión de junio, y que Educación espera incrementar aún más en septiembre. Así, hasta la fecha se han inscrito 2.596 estudiantes, 300 más que el curso pasado. El nuevo ciclo, incluido en la reforma educativa, sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), destinados a alumnos con dificultades para completar la secundaria. A partir de los 15 años (o excepcionalmente a los 14), los estudiantes que hayan repetido o vayan a repetir pueden acceder a la FP Básica si lo recomiendan sus profesores y lo aprueban sus padres, que deben estar conformes con que sus hijos abandonen el itinerario académico clásico.

El programa educativo se reparte en 2.000 horas de módulos profesionales, académicos y de prácticas en empresas divididas en dos cursos. El 40% de las horas de formación están dedicadas a las competencias básicas: Lengua, Lengua Extranjera, Matemáticas y Ciencias, para garantizar la adquisición de un aprendizaje mínimo. El 60% restante, los llamados módulos profesionales, se centran en los rudimentos del título. La oferta en la Región, que se imparte en 90 institutos, incluye cursos de administración y gestión, agrojardinería, comercio y marketing e industrias alimentarias, entre otros.

El objetivo del Gobierno regional para el próximo curso es incorporar la FP Básica a la opción de cursarla en modalidad dual, para facilitar el acceso laboral de los alumnos a las empresas.

Fotos

Vídeos