«Que tiemble Murcia por lo que hacemos»

María Moreno, del sector joven de la Federación regional./N G.
María Moreno, del sector joven de la Federación regional. / N G.

Los manifestantes abogan por el castigo de los delitos de odio y dejan patente que ser cazador es un orgullo

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Cazadores venidos de todos los rincones de la Región reclamaron, con sus perros, escopetas de esparto y banderas de España con la silueta de un jabalí en la franja central, medidas legales como la reforma del Código Penal para castigar los delitos de odio en las redes sociales contra su colectivo. La batalla en las redes sociales es algo que les preocupa, y ante la que ellos responden con mensajes como 'Sí a la caza y al silvestrismo, una forma de vida' y 'En defensa de la caza y del medio rural'. Este era el primer día, según los convocantes, en que el sector de la caza alza la voz y se hace valiente «para poner un nuevo rumbo en nuestra defensa; el futuro está en lo que nosotros hagamos, no vamos a parar hasta conseguir el reconocimiento que merecemos». Dicen que no permitirán más insultos por el hecho de ser cazadores, y que defenderán su dignidad y derechos. «Que tiemble Murcia por lo que hacemos», dijeron en la lectura del manifiesto. «Reivindicamos nuestro orgullo de ser cazador. ¡Viva Murcia! ¡Viva la caza! Y viva la madre que os parió».

De la sociedad de cazadores San Humberto de Yecla, con 250 socios, venía Antonio Bañón. «La gente joven tiene muchas actividades, y la cuestión es no perder la cultura y las raíces nuestras». Fontanero de 40 años, su abuelo, su padre y su hijo son cazadores y practican 18 domingos al año, de octubre a enero, «lo que permite la ley al ser una sociedad del pueblo, los domingos de 8 a 14 horas». José Manuel Robles, de La Albatalía, es cazador desde 1963, «siempre con todos los permisos». Quique Portillo, torero y cazador, venía con 'Bartolo' y 'Bala', sus dos perros. «Me encanta el campo y la naturaleza, esto es algo más de los españoles que hay que defender. España por encima de todo». De la sociedad El Paretón de Totana vino, a sus 86 años, Alfonso Legaz, cazador con galgos: «Un año tenía un perro bueno y matamos 86 liebres, fui récord de España». Desde los 18 cazando, y tiene ya 69, Roberto García, daba fe. «Es un máquina».

En la Región hay 21.000 cazadores con licencia, según el sector. Pascual Manzanera, constructor de piscinas de la sociedad de Alhama, exhibía una escopeta de esparto hecha por Perico Mateo. Y de la sociedad de San Francisco de Asís de Murcia, Isidro Alcázar insistía en que sin la caza camparían a sus anchas las alimañas: «Nosotros las mantenemos a raya».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos