«El sumiller es quien puede conseguir que un restaurante sea de Oscar o un bluf»

El sumiller Andrés Gómez, con vino y piano./Irene Gómez
El sumiller Andrés Gómez, con vino y piano. / Irene Gómez

Andrés Gómez. Sumiller, saxofonista y organizador de 'En Clave de Vin'

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El sumiller pachequero Andrés Gómez, fundador de La Diligente Compañía de Vinos, está logrando poco a poco que cada vez más murcianos compartan su pasión y su gusto por el vino bien entendido. Su 'Diccionario de interpretación del vino y la música' y sus talleres de 'Vinestesia' están dando mucho de qué hablar. Su proyección es imparable.

-¿Qué es Vinestesia y cómo surgió su diccionario de vino y música?

-Vinestesia es un juego de palabras y de los sentidos, como la sinestesia. Oír el vino y beber la música. El diccionario nació en La Rioja; a través de mucho catar y de formación, y de vinazos empecé a descubrir que hay vinos únicos que no solo se podían describir con palabras, sino que eran capaces de emocionar. Por mi formación musical como saxofonista, comencé a traducir de estos vinos cada aspecto de su cata al universo musical: los aromas en melodía, el gusto en armonía y el tacto en ritmo; una manera de interpretar el vino y la música.

-En el marco del festival de vino, música y artes escénicas 'En Clave de Vin' de Torre Pacheco se ha organizado un concurso en el que la literatura y el vino se dan la mano. ¿Qué espera de esos microrrelatos?

-Espero que estén llenos de sorpresa y de emoción; en un microrrelato está la oportunidad de plasmar una idea breve pero intensa y dejar mucho mensaje y sedimento. El vino brinda la oportunidad de sentir libremente cada doctrina artística. 'En Clave de Vin' es cultura y mestizaje, la emoción fluye y hace sentir el arte en mayúsculas. Espero que en cada microrrelato el vino sea inspiración, circunstancia u objeto, pero que esté presente como lo está en el festival.

-¿Cuál es el premio?

-Saborear La Rioja. Es la cuna del castellano, así que el ganador podrá conocer el origen de nuestra lengua en Suso y Yuso. Además, sentirá la tradición y cultura del vino en la primera bodega fundada en La Rioja en 1852, Marqués de Murrieta, disfrutará de la gastronomía de esta tierra, descubrirá proyectos innovadores como la bodega urbana Arizcuren, y los viñedos entre meandros del Ebro de bodegas FOS. Un viaje inolvidable para dos personas con dos noches de alojamiento que está concebido para disfrutar de la tierra con nombre de vino.

-¿Qué le inspira más a la hora de valorar una buena cosecha?

-Una buena cosecha es el fruto de una gran añada bien interpretada. Un buen vino se soporta en cuatro pilares: el viñedo, la variedad de uva, el clima y la mano del hombre. Depende de una persona que sepa observar y entender su viñedo, su clima y sus uvas. Yo defiendo los proyectos que se basan en esta idea y en La Diligente Compañía de Vinos trabajamos vinos que se hacen en el viñedo.

-Es embajador de bodegas de calado y relevancia en Rioja. ¿De qué vino se acaba de enamorar?

-Tengo muchos vinos que me enamoran y que no puedo dejar, pero si me ciño a La Rioja, en los últimos meses no me puedo dejar de embeber de Capellanía. Un blanco de Viura capaz de dejar sentado a cualquier bebedor de tinto, y boquiabierto al bebedor de blanco.

-¿Qué relevancia tiene la figura del sumiller en restaurantes de prestigio?

-Ahí me has dado. Yo soy sumiller, y he trabajado en restaurantes gastronómicos durante años. El sumiller es la figura capaz de hacer que un restaurante sea de Oscar o un bluf. Cuando hablamos de estas ligas gastronómicas, lo más importante es hacer disfrutar de la experiencia del restaurante como si de un espectáculo se tratara. La expectativa es alta, la confianza en los chefs es ciega, y la elección del vino y el desarrollo del servicio es donde el restaurante se la juega. El sumiller es el actor secundario, o un centrocampista, te puede hacer ganar el oro o que quede todo en un vago recuerdo. Imprescindible.

-Murcia es productora de vinos con denominación de origen. ¿Cuál es nuestro punto fuerte y en qué tenemos que reinventarnos?

-Nuestro fuerte es la monastrell de secano. Y no solo lo digo yo, grandes profesionales, amigos y compañeros de oficio lo defendemos a capa y espada. No creo que necesitemos una reinvención, sí una mirada a largo plazo. Nuestros productos gustan, la monastrell es una variedad muy amable, aromática y con personalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos