El SMS someterá a evaluación a 21 jefes de servicio elegidos en su día por libre designación

Tendrán que presentar una memoria con los resultados de su gestión, que será valorada por un tribunal

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) va a evaluar a 21 jefes de servicio que fueron nombrados en su día por el procedimiento de libre designación, de forma que si pasan este trámite, serán ratificados en sus puestos. Tendrán que presentar, para ello, una memoria con los resultados de su gestión, que será valorada por un tribunal conforme a un baremo que la Dirección General de Recursos Humanos ha presentado a los sindicatos esta semana.

Estos 21 jefes de servicio fueron nombrados a través de un proceso reglado y con publicación en el Boletín Oficial de la Región (BORM). Por ello, sus plazas no han salido a concurso de méritos, como sí ha ocurrido con el resto de jefaturas de los hospitales, que habían sido ocupadas mediante comisiones de servicio o por la vía de designaciones provisionales 'a dedo'. La oposición socialista en la Asamblea Regional y el Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS) denunciaron por abusivas e irregulares estas fórmulas, y la reforma de la Ley del Personal Estatutario del SMS, aprobada a finales de 2016 con el consenso de todos los partidos, estableció la obligatoriedad de sacar a concurso de méritos las jefaturas de servicio.

Así será el 'examen'

El equipo directivo del área de salud del profesional elaborará un informe en el que se evalúe «la competencia de liderazgo».
Entre otros aspectos, se valorará la «capacidad de dirección, planificación y organización», así como la «capacidad de coordinar equipos humanos». Este informe contará un 20% en la puntuación.
Memoria explicativa.
El profesional redactará un informe sobre la organización y funcionamiento del servicio. Entre otras cuestiones, la memoria debe incluir «evaluación y tendencias» del ratio de pacientes por facultativo, rendimiento quirúrgico, mortalidad, complicaciones, reingresos, estancias evitables y grado de satisfacción de los pacientes. Esta memoria contará un 50%.
Evaluación del contrato de gestión establecido con la dirección.
Sumará hasta un 30% de la puntuación final.
El tribunal.
La evaluación de los informes y memorias aportados correrá a cargo de una comisión formada por el director gerente del área de salud en la que trabaje el profesional, el director o subdirector médico, un jefe de servicio de la misma especialidad, un profesional propuesto por los sindicatos y un secretario designado entre el personal no sanitario estatutario fijo del grupo A1.

De este procedimiento se quedan fuera estas 21 jefaturas al considerar el SMS que cumplen con el requisito de la convocatoria pública y nombramiento oficial en el BORM, aunque no se llevase a cabo concurso de méritos sino un procedimiento de libre designación. Eso sí, estos profesionales tendrán que someterse a una evaluación de su gestión, algo previsto también en la reforma de la Ley del Personal Estatutario. De hecho, el modelo de evaluación presentado por Recursos Humanos a los sindicatos servirá para 'examinar' dentro de cuatro años, como marca la normativa, a las decenas de jefes de servicio que a lo largo de los últimos meses han conseguido plaza al ganar los concursos de méritos.

Se penalizarán las demoras

Esta evaluación consiste, fundamentalmente, en la presentación de una memoria por parte del jefe de servicio, que deberá dar cuenta de los resultados de gestión en los últimos cuatro años, con evolución de la mortalidad, complicaciones y reingresos. También se valorará la satisfacción de los pacientes y las listas de espera, de forma que se penalizará el incumplimiento de los tiempos máximos (150 días para una intervención quirúrgica y 50 para una primera consulta con el especialista). La memoria será evaluada por un tribunal formado por el director gerente del área de salud, el director médico, un jefe de servicio de la misma especialidad que el profesional examinado y un profesional propuesto por los sindicatos. Junto a la memoria se presentará un informe de la dirección del centro, y una evaluación del cumplimiento del contrato de gestión.

Los sindicatos creen que la evaluación prevista es excesivamente subjetiva, y finalmente la decisión de ratificar a los jefes de servicio quedará en manos de la dirección de las áreas de salud. «La parte asistencial debería valorarse más», subraya Sara Vigueras, presidenta de CSIF-Sanidad. Tanto Vigueras como Javier Lanza, secretario general de la Federación de Sanidad de CC OO, proponen que en el proceso se incluya una evaluación anónima de los profesionales del servicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos