Solo el 3,8% de los matrimonios que rompen optan ya por las separaciones

Más de 3.000 parejas de la Región se disolvieron en 2016, con un aumento del 5,3% respecto al año anterior

LA VERDAD / AGENCIASMURCIA

Más de 3.000 parejas de la Región -concretamente 3.057- tomaron el pasado año la decisión de interrumpir su relación mediante separación, divorcio o nulidad, según los datos facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra supone un aumento de un 5,3% respecto a 2015.

Del total de rupturas matrimoniales, la gran mayoría (2.940) fueron divorcios y solo se registraron 117 separaciones (apenas el 3,8% del total). Al contrario de lo que ocurría años atrás, que antes de acordar un divorcio el matrimonio estaba forzado a pasar por un proceso de separación, el cambio de legislación ha acabado con esa obligación. Ello ha convertido la separación en una figura prácticamente residual.

En el conjunto nacional, el número de nulidades, separaciones y divorcios permaneció prácticamente estable el pasado año con respecto al ejercicio anterior, aunque con una ligera tendencia a la baja (-0,1%). En números absolutos, se registraron 101.294 casos, lo que supuso una tasa de 2,2 por cada 1.000 habitantes.

Uno de los mayores incrementos se da en las custodias compartidas, que ya se dictan en el 28,3% de los casos

Lo que sí aumentó en casi cuatro puntos fueron las custodias compartidas, en el caso de las parejas con hijos a su cargo. Esta medida fue otorgada al 28,3% de las parejas.

El número de divorcios creció un 0,3%, mientras que el de separaciones disminuyó un 6,4% y el de nulidades bajó un 18,8%. Por tipo de resolución, 67.944 casos se resolvieron por sentencia, 26.998 por decreto, y 6.352 por escritura pública.

Por comunidades autónomas, la Comunidad Valenciana y Cataluña fueron las autonomías que encabezaron las disoluciones matrimoniales, con una tasa de 2,5 por cada mil habitantes en ambos casos, junto con la comunidad autónoma de Ceuta, que registró una tasa de 2,7.

Por debajo de la media se encuentran las comunidades de La Rioja, Murcia, Madrid, Cantabria y Andalucía, con una tasa de 2,1 por millar; así como Galicia, con dos por cada mil; y País Vasco, Navarra, Castilla-La Mancha y Aragón, con 1,9. En Baleares, la tasa de disoluciones matrimoniales se equipara a la media nacional, y por encima, aparte de Cataluña y Canarias, se encuentra el Principado de Asturias, con 2,3.

En cifras absolutas, donde más disoluciones matrimoniales se produjeron fue en Cataluña (18.632), seguida de Andalucía (17.885) y Madrid (13.809). Donde menos -aparte de Ceuta y Melilla, con 233 y 177 respectivamente-fue en La Rioja (662) y Navarra (1.222).

Fotos

Vídeos