La Verdad

La OMS prueba en niños africanos la primera vacuna a gran escala contra la malaria

La vacuna contra la malaria más avanzada del mundo será probada a gran escala en Kenia, Ghana y Malaui, según anunció ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), que espera vacunar a 360.000 niños entre 2018 y 2020. Según cifras de la OMS, África es el continente más afectado por la malaria, con el 92% de las 429.000 muertes registradas en el mundo en 2015 por esta enfermedad, también llamada paludismo, que se transmite por mosquitos. Los niños de menos de cinco años suman más de las dos terceras partes de esos fallecimientos.

La vacuna Mosquirix, creada por la farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK) junto a la ONG Path Malaria Vaccine Initiative, está destinada a este colectivo. Combinada con métodos de diagnóstico, tratamientos y medidas preventivas -como los mosquiteros impregnados de repulsivos para estos insectos-, «podría salvar decenas de miles de vidas en África», declaró Matshidiso Moeti, directora regional de la OMS.

El Mosquirix actúa contra el plasmodium falciparum, la variante más mortal del parásito responsable de la malaria, pero no garantiza una inmunización. «Es un arma más», asegura la alta responsable de la OMS. «Las informaciones obtenidas en este programa piloto nos ayudarán a tomar las decisiones para una utilización más amplia de esta vacuna», agregó.