La Verdad

Esperanzas y miserias

Will Ferrell y Radha Mitchell, en una escena de la película 'Melinda y Melinda'.
Will Ferrell y Radha Mitchell, en una escena de la película 'Melinda y Melinda'.
  • 'La Verdad' ofrece mañana a sus lectores por solo un euro la película 'Melinda y Melinda', dirigida por Woody Allen

'Melinda y Melinda' es una película dirigida por Woody Allen en la que el famoso director neoyorkino mezcla de forma magistral la comedia y la tragedia, creando dos tramas paralelas. El filme, que los lectores de 'La Verdad' podrán adquirir mañana por solo un euro más con el periódico, está protagonizado por Radha Mitchell y se estrenó en 2004 en el Festival de Cine de San Sebastián, donde Allen recibió el Premio Donostia como homenaje a su carrera.

La acción dramática tiene lugar durante el otoño de 2003 en el corazón de la ciudad de Nueva York. Melinda (Radha Mitchell) está pasando varias crisis hasta que, por diversas circunstancias, llega a la casa de unos conocidos para cenar, donde comienzan a reflexionar sobre cómo desarrollarían historias cómicas y trágicas al mismo tiempo.

En 'Melinda y Melinda', Woody Allen exhibe inevitablemente parte de su mundo. En este caso, en el elenco encargado de dar vida a una porción de sus manías y miedos sobresale Radha Mitchell, que se encarga de interpretar de forma impecable a las dos Melindas. En la película también destaca la intervención de Will Ferrell, Amanda Peet, Chloë Sevigny, Wallace Shawn, Zak Orth y Gene Saks.

En esta arriesgada producción, Allen no renuncia a su estilo discursivo, en el que brillan las conversaciones humanistas y filosóficas de los personajes alrededor de la mesa. Con el recurso de reflejar la misma historia en otro espejo, en el argumento dramático, Melinda es una persona insegura, devastada y autodestructiva. En el argumento cómico, la otra Melinda se comporta de forma decidida, tiene un buen estado de ánimo y es feliz. De tal manera, las características amargas de los dramas y la diversión de la comedia empastan gracias al uso de diálogos rápidos y afilados, personajes sofisticados y música jazz.

En estas dos historias, el director trata sus temas más recurrentes: las relaciones de pareja, la neurosis, la soledad, la fragilidad del amor... Allen vuelve a jugar con las contraposiciones manteniendo su sello inconfundible. En 'Melinda y Melinda', durante 100 minutos, se pone en relieve la esencia de la existencia y se anima a aprovecharla lo mejor posible. En definitiva, la vida puede ser una tragedia o una comedia, todo depende de la actitud.