La Verdad

La financiación mixta de las medicinas existe en toda Europa

El copago farmacéutico existe en todos los países europeos, pero las fórmulas en cada uno son muy diversas. Existen sistemas de canon fijo por receta o anual, corregido o no con topes, y otros, como el español, con copagos de un porcentaje del precio del medicamento, con correcciones por edad o enfermedad o sin ellas, y bien basados en la renta o en los grupos de fármacos o en ambos. Los hay también mixtos, que mezclan canon y porcentaje.

Alemania. Se cobra el 10% del medicamento con un mínimo de 5 euros y un máximo de 10. El límite de copago es el 2% de los ingresos o el 1% en pacientes crónicos. 5.000 fármacos están exentos de copago.

Francia. Se paga 5 céntimos por receta hasta un tope anual de 50 euros. Además, se paga un porcentaje variable del valor, de un 35% para la mayoría y un 15% según el grado de enfermedad. Hay medicamentos exentos.

Italia. Los medicamentos esenciales son gratis para todos, salvo un pequeño canon fijo en algunas regiones. El resto de fármacos se paga al 100%.

Gran Bretaña. Se abonan unos 10 euros por receta, pero con exenciones para desfavorecidos, mayores y enfermos crónicos. Existen bonos de prepago trimestrales y anuales que abaratan el coste.

Finlandia. Copago general del 65%, pero si el gasto anual excede 610 euros se le reembolsa el exceso a partir de 1,5 euros por receta.

Países Bajos. Una franquicia general de 350 euros cubre todos los medicamentos básicos que se recetan. Los demás fármacos están sujetos a copagos.