La Verdad

Plena Inclusión Murcia cumple 35 años en favor de las personas con discapacidad intelectual

Los derechos, la autonomía personal y la ciudadanía plena son los retos de las personas con discapacidad intelectual en Plena Inclusión.
Los derechos, la autonomía personal y la ciudadanía plena son los retos de las personas con discapacidad intelectual en Plena Inclusión. / LV
  • La Fundación Cajamurcia colabora con la federación que representa a más de 3.000 familias y 27 asociaciones

Las familias murcianas de personas con discapacidad intelectual y del desarrollo conmemoran este año el 35 aniversario de su unión regional en la Federación Plena Inclusión. Desde su nacimiento en 1982, este movimiento asociativo ha sido el mayoritario del colectivo en la Región al que representa y ha trabajado de la mano de la Administración y toda la sociedad para conseguir la integración en todos los ámbitos. La federación de asociaciones sin ánimo de lucro impulsadas por familias cambió su marca a Plena Inclusión a la vez que la organización en toda España, pero en la Región de Murcia nació con el nombre de Fadem y durante muchos años se denominó FEAPS. La nueva identidad se adoptó en 2015 y llegó con un cambio total de imagen. Un trébol de cuatro hojas, que representa la diversidad como algo positivo y que suma, identifica ahora a este movimiento de familias.

Precisamente estas, las familias, son el origen y el centro de todo lo que se hace en Plena Inclusión. Son ellas las que forman las asociaciones sin ánimo de lucro -algunas con medio siglo de historia- para defender los derechos de sus familiares con discapacidad intelectual y los suyos propios. Para conseguirlo, la federación les representa ante la Administración a nivel regional y les da una voz única y más fuerte ante la sociedad. Además, presta servicios unificados e impulsa programas y proyectos que hacen avanzar la lucha por la integración.

De 5 a 27 asociaciones

En su origen, fueron cinco las asociaciones que se unieron para crear la federación, pero rápidamente se fueron adhiriendo otras muchas de toda la comunidad de forma que durante estos 35 años, Plena Inclusión ha sido siempre la mayor entidad representante de las personas con discapacidad intelectual y parálisis cerebral de la Región de Murcia. En la actualidad, está compuesta por 27 entidades miembros que agrupan a más de 3.000 familias. Estas ONG dan trabajo a 670 profesionales en sus 35 centros.

En algunos ámbitos, como la atención temprana -aquella que se presta desde el nacimiento y hasta los 6 años de edad- Plena Inclusión Región de Murcia es la mayor entidad de la Comunidad, con casi 600 niños atendidos en los ocho centros de las seis asociaciones que prestan este servicio. Este trabajo le ha valido reconocimientos como la Medalla de Oro de la Comunidad obtenida en 2002.

La Fundación Cajamurcia, además de prestar su apoyo a la Federación, impulsa la labor de muchas de sus Asociaciones como Astrapace, la Asociación para el Tratamiento de Personas con Parálisis Cerebral, o Astus, Asociación Tutelar de la Persona con Discapacidad, a las que acaba de destinar la recaudación de sendos conciertos de Año Nuevo, celebrados en Murcia y Cartagena, junto con Bomberos en Acción.

Nuevos retos

A través de los años, el movimiento Plena Inclusión ha conseguido abarcar todas las etapas vitales de las personas con discapacidad y presta apoyo escolar a 657 alumnos, suma casi 900 adultos en sus centros de día y ha conseguido empleos para 280 trabajadores con discapacidad intelectual o parálisis cerebral.

Pese a todo lo conseguido, las familias siguen trabajando con la vista puesta en la plena inclusión efectiva de los murcianos con discapacidad en su entorno. Por eso, se abren nuevos retos y frentes de trabajo como la vida independiente, la participación social y la accesibilidad, para lo que es indispensable la implicación de todos.