La Verdad

Japón celebra la carerra para saber quien es el hombre más afortunado del año

  • Takashi Suzuki, de 21 años, ha logrado ser reconocido con este honor, una tradición que lleva haciéndose desde el siglo XIV

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

No es una carrea cualquiera. Se trata de correr para saber quien es el hombre más afortunado del año en Japón. Son las seis de la mañana y los 'runners' corren por las calles que atraviesan un mercado como lleva haciéndose desde el siglo XIV. Una lucha feroz. Takashi Suzuki consigue por muy poco hacerse con el triunfo. Tiene 21 años y desde hoy es el hombre más afortunado de 2017. Le aclaman, le visten como a un campeón. Los tres primeros corredores son bendecidos y reciben su premio, un enorme cubo de sake: vino japonés hecho de arroz para celebrarlo.

Temas