La Verdad

«Siento que no tengo límites»

«Siento que no tengo límites»

    «En el embarazo te sientes más activa. Tienes más fuerza, por las hormonas. Es una sensación de que no tienes límites; no te cansas. El día que no entreno estoy de bajón». Cristina Cegri ha hecho podio en varias competiciones estando embarazada -se enteró de su estado a las 8 semanas- y su rendimiento ha mejorado: ahora levanta de 10 a 20 kilos más, según la modalidad. «El embarazo es un dopaje natural», recuerda el profesor de Fisiología Ángel Gutiérrez. Durante la gestación aumenta el volumen de sangre en el cuerpo y los glóbulos rojos, por lo que mejora el transporte de oxígeno a los músculos. La utilización del embarazo para aumentar el rendimiento de las deportistas fue práctica habitual en el bloque soviético. Después abortaban para no interferir sus carreras y para evitar malformaciones, ya que también tomaban otras sustancias para mejorar sus marcas. El exnazi Manfred Ewald, ministro de Deportes de la Alemania oriental durante 27 años, fue condenado por el empleo de esteroides que masculinizaron a miles de atletas. La RDA logró más medallas que Estados Unidos en los Juegos de Múnich 72, Montreal 76 y Seúl 88.