La Verdad

Salas que lo tienen todo para incitar a apostar

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Las empresas españolas están haciendo un gran esfuerzo por multiplicar su presencia en las ciudades. Solo la compañía Codere, líder del sector junto a Sportium, cuenta con casi 1.800 puntos para apostar. Allí el jugador encuentra todo tipo de facilidades: comodidad, grandes pantallas, consumiciones muy económicas y terminales con pantallas táctiles y muy intuitivas. Paradójicamente, en una sala de juego con diferentes opciones para apostar, las máquinas dedicadas al deporte son las que dan menor rentabilidad, en torno a un 5% del ingreso bruto. Todavía quedan comunidades autónomas en las que no están autorizadas y cada región tiene homologadas unas máquinas concretas.