La Verdad

Maradona da el do de pecho

Maradona muestra su camiseta del Nápoles, con el legendario 10 a la espalda.
Maradona muestra su camiseta del Nápoles, con el legendario 10 a la espalda. / Reuters
  • La decisión del Teatro San Carlo de Nápoles, el templo local de la ópera, de acoger un musical sobre el argentino desata las críticas de los puristas

Diego Armando Maradona y los escándalos casi siempre van de la mano. El penúltimo se ha desatado estas navidades en Nápoles, con motivo de la representación, el próximo 16 de enero, de un espectáculo musical que pretende homenajear a quien muchos consideran el mejor jugador de la historia y recordar al futbolista que, sin duda, fue la pieza clave para que el equipo local subiese hace 30 años al Olimpo balompédico italiano tras lograr el doblete en la misma temporada.

La razón de la polémica no es tanto el musical o su contenido como que el Teatro San Carlo de Nápoles, el gran foro operístico de la ciudad, que ha ejercido de templo italiano y europeo de la lírica desde 1737, uno de los auditorios más antiguos del mundo, haya aceptado ser el lugar en el que se representará, en principio en función única, el espectáculo 'Tre volte 10' (Tres veces 10). Se trata de un juego de palabras con el dorsal del astro argentino (el 10) y las tres décadas que se cumplen este año de la victoria de la Società Sportiva Calcio Napoli tanto en el Scudetto, la liga de fútbol transalpina, como en la Copa de Italia, una hazaña inédita en esta ciudad y hasta la llegada del gran Maradona al equipo solo al alcance de los clubes históricos, como la Juventus de Turín o el Inter de Milán.

Una legión de puristas, en su mayoría críticos musicales y seguidores asiduos de la temporada napolitana de ópera, han puesto el grito en el cielo, al considerar a los gestores del San Carlo poco más o menos como responsables de la profanación del auditorio, que en sus casi tres siglos de existencia solo ha acogido funciones líricas, conciertos y ballets, y de un acto de frivolidad cultural, al dar cabida a un 'show' musical con presentadores televisivos, raperos y la presencia segura y previsible intervención en el escenario, en conversación con el público que lo adora, del 'pibe de oro'. El ensayista y crítico musical Francesco Canessa fue uno de los que desató la polémica al publicar un artículo en 'La Repubblica' en el que se pregunta si se permitiría un espectáculo similar con Cristiano Ronaldo en el Teatro Real de Madrid u otro con David Beckham en el Covent Garden londinense.

El alcalde de Nápoles, Luigi De Magistris, muy al contrario, respondió en el mismo diario, en apoyo del homenaje a Maradona y de la decisión del San Carlo, que duda mucho de que la honorabilidad del teatro vaya a quedar ensombrecida por albergar el musical.

De la misma opinión parecen ser buena parte de los napolitanos y, desde luego, los aficionados de su club futbolístico. Las entradas para 'Tre volte 10' se agotaron a las pocas horas de salir a la venta ante el gran interés despertado por el concierto homenaje a la 'mano de Dios' y a la proeza del Napoli. Se colocó el 'no hay billetes' pese a que las 1.500 localidades oscilan entre los 66 y los 330 euros, precios superiores a los de las óperas.