La Verdad

La Reina invita a las mujeres a usar el cerebro para cuidar su corazón

Doña Letizia.
Doña Letizia. / Sergio Barrenechea (Efe)
  • "La enfermedad cardiovascular se puede evitar o retrasar, depende de muchos factores, pero en cualquier caso, cada individuo es responsable en gran medida de su salud", ha explicado doña Letizia durante la presentación de la campaña 'Mujeres por el Corazón'

"Es tiempo de detenerse para cuidarnos el corazón. Y para eso tenemos nuestro cerebro", ha dicho hoy la Reina a todas las mujeres madrileñas en la presentación de una campaña sobre salud cardiovascular que pretende prevenir unas enfermedades que figuran a la cabeza en la causa de muerte de mujeres. La presentación de la campaña 'Mujeres por el Corazón' se ha celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que promueve esta iniciativa pionera en España en colaboración con la Fundación Mapfre y la Fundación ProCNIC, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).

Doña Letizia se ha encargado de cerrar el acto con unas palabras en las que ha animado a todas las mujeres a preocuparse más por cuidar su corazón, pese a la falta de tiempo o las responsabilidades profesionales y familiares, con consejos como comer adecuadamente, descansar lo suficiente, evitar el sedentarismo y no fumar. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de fallecimiento de las mujeres españolas, por encima del cáncer y otras patologías; en 2012 murieron 43.000 españolas por dolencias cardíacas y la falta de conciencia de este problema en la población femenina es lo que ha impulsado a poner en marcha esta campaña.

"La enfermedad cardiovascular se puede evitar o retrasar, depende de muchos factores, pero en cualquier caso cada individuo, y por lo que ahora toca, cada mujer, es responsable en gran medida de su salud", ha manifestado la Reina. Y aunque las mujeres sientan que las 24 horas del día "no dan para más", ha apostillado, debido a sus responsabilidades y a una vida "complicada", ha subrayado la necesidad de dar "una referencia" para aquellas que decidan cuidarse.

En este sentido, la campaña hará llegar a las mujeres madrileñas una guía práctica llamada "Cuídate, Corazón", con consejos saludables, propuestas de ejercicios e incluso recetas de cocina con alimentos beneficiosos para el corazón, acompañada de un vídeo y de la página web www.mujeresporelcorazon.org. Se trata, según doña Letizia, de "consejos para cuidarse de verdad, a pesar de la falta de tiempo, a pesar del cansancio, a pesar de que las mujeres suelen ponerse en el último lugar de la fila", porque ellas tienen otras prioridades, como el cuidado de padres mayores, de los hijos, la pareja o también por el trabajo.

Una prioridad

La guía, ha insistido, permitirá obtener conocimientos básicos para cuidar el corazón; "Y para eso tenemos nuestro cerebro. Pongámoslo pues en marcha y progresemos", ha concluido. Han acompañado a la Reina el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la secretaria de Igualdad y Asuntos Sociales, Susana Camarero, el director del CNIC, Valentín Fuster y el presidente de la Fundación Mapfre, Antonio Huertas.

Fuster ha puesto énfasis en el éxito de una campaña similar emprendida hace diez años en EE UU que ha logrado mejorar los hábitos cardiosaludables de las mujeres estadounidenses y ha citado el valor que tiene que el contenido de las 52 páginas de la guía publicada se comente y pase de boca en boca para darle la mayor "continuidad". González ha asegurado que la salud de los ciudadanos es prioritaria para la Comunidad de Madrid y ha recordado que los síntomas de una enfermedad coronaria no son diferentes en mujeres y hombres, aunque ellas los identifican erróneamente como producto del estrés, algo que se pretende corregir con esta campaña del Gobierno Regional. Durante el acto se ha visionado un vídeo protagonizado por la actriz Elena Martín, cuyo personaje atribuye los síntomas de un infarto a otras circunstancias y con el que además se pretende difundir la idea de que "El infarto no es sólo cosa de hombres".