Los sindicatos denuncian que se realizan ceses «improcedentes encubiertos»

La patronal destaca que la mejora de la situación económica ha reducido notablemente los ERE

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Los datos que arroja el último informe del Poder Judicial sobre los efectos de la crisis en los juzgados, y que evidencian un nuevo repunte de los despidos que llegan a los tribunales, son interpretados de formas diversas por los distintos agentes sociales.

La confederación regional de organizaciones empresariales de Murcia (Croem) vincula este nuevo aumento con el descenso de los expedientes de regulación de empleo (ERE). De acuerdo a los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el pasado año las empresas murcianas registraron ocho de estos procedimientos, que inician las compañías y que afecta de forma colectiva a las condiciones de los trabajadores. La cifra es levemente superior a la registrada solo un año antes -un ERE más-, pero está a años luz de los hasta medio centenar de expedientes de regulación de empleo que se llegaron a registrar en 2012. La patronal considera que los ERE han remitido porque también lo ha hecho la crisis económica y remarca que las demandas han repuntado a consecuencia del despido individual.

Los sindicatos, sin embargo, aseguran que detrás de estas cifras se encuentran trabajadores a los que su empresa trató de echar a la calle con un despido objetivo amparado en las circunstancias económicas de la empresa -posibilidad que vino de la mano de la reforma laboral-. La secretaria de Empleo de Comisiones Obreras, Teresa Fuentes, subraya que estos son realmente «despidos improcedentes encubiertos», y remarca la importancia de que los trabajadores batallen estos despidos en los tribunales.

«La propia empresa sabe que tiene las de perder y muchas veces no se llega ni a juicio», remarca la representante de CC OO.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos