«El sida suena tan lejano que piensas: 'Ese chico no puede tenerlo', y te olvidas del condón»

El consejero Manuel Villegas, ayer, en la mesa informativa instalada por la asociación Cats en el campus de La Merced./J. Carrión / AGMGráfico
El consejero Manuel Villegas, ayer, en la mesa informativa instalada por la asociación Cats en el campus de La Merced. / J. Carrión / AGM

La relajación en el uso del preservativo está detrás del aumento de la incidencia entre los más jóvenes

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

A los chicos y chicas de 20 a 30 años, el sida les suena, en general, a algo tan ajeno como las hombreras o los pantalones de pana de la década de los 80. Sienten que el VIH es algo antiguo, que no forma parte de su generación. «Lo ves como algo muy lejano, que no te va a tocar a ti. Nunca me había planteado hasta hoy hacerme la prueba», confiesa Juan, un estudiante de Historia que hace cola para someterse a un test rápido de VIH en el campus de La Merced. La asociación Cats, en colaboración con la Consejería de Salud, está desde ayer realizando pruebas en la universidad (hoy continuarán de 10.00 a 18.00 horas en el centro social del campus de Espinardo, y también en la UPCT).

«La verdad es que cuando mantienes relaciones sin preservativo lo único que te preocupa es haber dejado embarazada a tu pareja, no piensas en las enfermedades de transmisión sexual», cuenta Antonio, de 20 años y también alumno de Historia. «Hay mucha gente que no usa condón, a veces porque no tienes uno a mano y no le das importancia», añaden María y Ana, estudiantes de Derecho que también ayer acudieron a realizarse la prueba. «Estás en un pub y piensas: 'Este chico tan bien vestido con el que estoy ligando no puede tener sida'. Así que te olvidas del preservativo». El VIH sigue asociado en el subconsciente de las nuevas generaciones a estigmas del pasado.

Las estadísticas del servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud reflejan que la relajación del uso del preservativo entre los jóvenes se ha convertido en un problema. La mayor incidencia de VIH se da en la Región en la franja de edad que va de los 30 a los 34 años, con 240,8 nuevos casos por cada millón de habitantes al año. El segundo grupo más afectado es el de los jóvenes de 25 a 29 años (225,9 casos anuales por millón). La incidencia es también destacada entre los 20 y 24 años y los 35 y 39.

«Lo único que te preocupa cuando mantienes relaciones sin protección es el embarazo, no las enfermedades»

«¿Para qué? Tomo la píldora»

El problema, advierten los expertos y las organizaciones que trabajan en el campo de la prevención, radica en la pérdida del miedo a las enfermedades de transmisión sexual. Paula Fernández, voluntaria de Cats, pasó ayer la mañana ofreciendo información y condones a los estudiantes en el campus de La Merced. «Cuando a las chicas les explicas que tenemos preservativos femeninos algunas te dicen: '¿Para qué?, si yo tomo la píldora'». A los jóvenes y adolescentes les preocupa, fundamentalmente, el embarazo como único riesgo.

Si bien es cierto que la incidencia de VIH permanece, en líneas generales, estable en la Región, el número de casos aumenta entre los jóvenes y especialmente entre chicos que mantienen relaciones sin protección con otros varones. En concreto, el 60% de los nuevos diagnósticos entre hombres son atribuibles a estas relaciones. Esta vía de transmisión es la predominante entre los 15 y 49 años. A partir de esa edad, el mayor número de casos se produce entre la población que mantiene relaciones heterosexuales sin protección.

Más información

Temas

Sida

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos