«Al sentir el disparo lo vi todo blanco y me caí al suelo»

La víctima, con las heridas causadas por la bala, en su casa aún manchada de sangre.
La víctima, con las heridas causadas por la bala, en su casa aún manchada de sangre. / GUILLERMO CARRIÓN / AGM

El hombre que recibió un balazo en el cuello, en Zarandona, ya se recupera en su casa y niega que se dedique a la venta de drogas

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Apenas hace una semana que Lorenzo recibió un disparo en el cuello, en su vivienda de la pedanía murciana de Zarandona, y ya se mueve con relativa soltura por su piso, aún manchado con un reguero de sangre. Allí reproduce al detalle el asalto que sufrió en la noche del domingo 27 de agosto y por el que acabó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. «Al recibir el disparo lo vi todo blanco y me caí al suelo», relata. «Luego intenté levantarme, pero no podía. Creo que perdí más de dos litros de sangre».

La Policía Nacional ya ha detenido a cuatro presuntos implicados en el robo en esta vivienda y vincula el asalto con un presunto intento de robar la cocaína que, asegura, su dueño guardaba. Fuentes policiales indicaron que en el registro del domicilio se hallaron 100 gramos de esta sustancia. Un dato que Lorenzo niega rotundamente. «No tengo ningún vínculo con el tráfico de droga, ni con la prostitución, ni con ningún otro negocio», remarca. Lorenzo sí reconoce la existencia de alguna cantidad de estupefacientes en la casa, pero remarca que muy pequeña y para consumo propio.

Este vecino de Zarandona asegura que los ladrones llegaron a su vivienda, en la noche del domingo, en busca de una suma de dinero que él había contado que iba a recibir. «Habían venido antes a buscar a 'El Gitanillo', un chaval que estaba a veces por aquí y les dije que se había marchado», explica. «En ese momento conté que iba a ir a vender una grúa en Jumilla, que me había costado veintipico mil euros, y que solo me daban unos 1.700».

«Entraron cuando estábamos durmiendo y gritaron 'venga, ¿dónde está el dinero?'», relata

La tarde del domingo, asegura Lorenzo, su compañera sentimental ya creyó ver a alguien rondando por el balcón de la vivienda. «Parece que estaban preparando el tema», explica Lorenzo, quien asegura que llegó a revisar el cierre de la puerta. Ya por la noche, la pareja estaba acostada en una de las habitaciones de esta casa de alquiler, según explica la víctima, cuando dos asaltantes, con la cara parcialmente tapada con sus ropas, se colaron en el domicilio. «Me dijeron 'no pasa nada, tranquilo. ¿Dónde está el dinero?'», recuerda. El lesionado asegura que les señaló una mochila donde estaba la cantidad que había cobrado de la venta de esa maquinaria y que, tras levantarse, salió al pasillo para tratar de arrebatársela. «Me disparó», subraya. «No sé si lo hizo por miedo o porque realmente quería matarme».

Tras recibir el tiro en el cuello, Lorenzo se desplomó en el suelo y los asaltantes huyeron con el dinero. Él fue trasladado a la UCI de La Arrixaca. El disparo le había atravesado el cuerpo y le había dañado el pulmón, por lo que tuvo que ser intervenido. Una semana después, recibió el alta. «He vuelto a nacer».

Fotos

Vídeos