La Verdad

La Región se estremece entre el Silencio y el Entierro

Jesús Nazareno, en el Viernes Santo ciezano.
Jesús Nazareno, en el Viernes Santo ciezano. / Pascual Gómez

Las procesiones del Jueves Santo dieron paso a la procesión del Penitente, que colmó la mañana del Viernes Santo de Cieza con la recreación del Camino del Calvario. Doce de las dieciocho hermandades que componen la Junta participaron en esta procesión, configurando un desfile colorista pero de gran dramatismo. La noche, templada y apacible, convocó a multitud de cofrades y espectadores para un fabuloso cortejo funerario en torno a la procesión del Santo Entierro de Cristo y, ya en la madrugada, las puertas de la Basílica de la Asunción se abrieron nuevamente para la imagen de Jesús abriendo las puertas de los infiernos, de Hernández Navarro, titular de la Cofradía de Ánimas y protagonista de la Procesión del Descenso de Cristo a los Infiernos. ::

San Pedro del Pinatar

La procesión más solemne

La procesión del Santo Entierro en San Pedro del Pinatar partió el Viernes Santo a las 21 horas de la iglesia San Pedro Apóstol, en un cortejo en el que participaron más de una decena de hermandades y cofradías formadas por tronos, cientos de nazarenos, manolas, penitentes, el tercio romano, tercios de cornetas y tambores y bandas de música. La procesión del Santo Entierro data, de forma organizada, de principios de la década de los 50, pero sus orígenes se remontan al siglo XVIII, lo que explica su arraigada tradición en el municipio. ::

Puerto Lumbreras

Multitudinario vía crucis

El municipio de Puerto Lumbreras celebró en la mañana de Viernes Santo el vía crucis penitencial, que organiza la parroquia de Nuestra Señora del Rosario. Desde la iglesia y hasta el Castillo de Nogalte, centenares de lumbrerenses recorrieron las calles del casco antiguo de Puerto Lumbreras.