La Verdad

La Virgen de las Angustias, de Salzillo, tiene un gran valor artístico. SIETE DÍAS
La Virgen de las Angustias, de Salzillo, tiene un gran valor artístico. SIETE DÍAS

La pasión por la Semana Santa recorre las calles de Yecla

    La Semana Santa de Yecla comenzó a dar sus primeros pasos. La procesión de Las Siete Palabras de Cristo en la Cruz, en la noche del Viernes de Dolores y tras el pregón pronunciado el domingo anterior por el periodista de Onda Regional Miguel Massoti, supuso el inicio de los desfiles pasionales que hasta un total de once recorrerán las calles de la ciudad. La procesión de la Sangre y el Perdón, alrededor de la parroquia de San José Artesano en la noche del Sábado de Pasión a la que siguió Las Palmas en Domingo de Ramos, abrieron paso a las procesiones de La Penitencial del Santo Rosario, que parte de la iglesia del Niño y recorre las calles altas de la ciudad, y la de los 'Farolicos', única en España por lo que volvió a dejar estampas pasionarias que solo pueden admirarse en Yecla cuando cientos de niños iluminan el paso del Cristo Yacente con sus pequeños faroles confeccionados artesanalmente.

    Los días grandes de la Semana Santa volverán a desfilar por las calles más céntricas en la tarde de Jueves Santo, con la procesión de la Pasión, cuyo origen se remonta al siglo XVIII, a cuyo término se desarrolla la procesión del Silencio, en cuyo itinerario se rezan las 14 estaciones del Vía Crucis entre las calles a oscuras iluminadas solo por velas y las tradicionales Saetas del Silencio.

    El Viernes Santo yeclano comenzará a primera hora de la mañana con la procesión del Calvario, donde tiene lugar una de las escenas que solo se contemplan en Yecla: el acto de La Cortesía, basado en los antiguos actos sacramentales y que representa el saludo del nazareno a su madre, la Virgen de la Esperanza, acompañada de San Juan y la Magdalena.

    Igualmente la procesión de Viernes Santo en la tarde ofrece una imagen única: el cuerpo de Cristo es enterrado en la cripta de la iglesia de San Francisco, ante la presencia de la Virgen de la Soledad que partirá a la finalización hacia la iglesia del 'Hospitalico' acompañada de multitud de fieles entonando el Stabat Mater.

    La última imagen característica de la Semana Santa yeclana la protagonizará el 'Diablico' que corretea entre los capuchinos perseguido por los 'sanjuaneros' en la mañana del Domingo de Resurrección, tras el encuentro de la Virgen dejando caer su manto de luto al encontrarse con su hijo Resucitado.

    La Semana Santa de Yecla vive sus años de mayor esplendor habiendo alcanzado cifras que hablan por sí solas: 3.000 capuchinos agrupados en 19 cofradías pasionarias; 43 carrozas o tronos y ocho bandas de música que desfilan a los largo de once solemnes procesiones. Entre todas las imágenes, destaca la Virgen de las Angustias tallada en madera por Salzillo en el siglo XVII, una de las más relevantes joyas artísticas que atesora Yecla y que muestra con mayor esplendor y orgullo en la procesiones de Semana Santa.