La Verdad

La fisonomía de blancos y azules, clave para elegir a los personajes del cortejo

El público del graderío de la carrera principal se levantó al paso de un auriga que llevaba su cuadriga sin manos y que en la recta final lo hizo de espaldas.
El público del graderío de la carrera principal se levantó al paso de un auriga que llevaba su cuadriga sin manos y que en la recta final lo hizo de espaldas. / Paco Alonso / AGM
  • Quienes representan a Jesús, la Reina de Saba, Nerón, Julio César y Nabuco son escogidos por sus rasgos, cercanos a los de quienes encarnan

No todo el mundo puede ser Nerón o Nabucodonosor. Solo unos escogidos disfrutan de esos honores, privilegios... que en ocasiones llegan a acompañarles dejando de lado sus nombres de pila. Pero lejos de convertirse en algo que podría ser considerado como despectivo, es toda una honra para los lorquinos que encarnan a esos personajes con los que llegan a convivir casi toda la vida. Entre los más repetidos está Jesús, quien lleva años encarnando ese papel. Mantiene su cabello y barba dispuesto para ser tintado del color preciso. Igual ocurre con Nabuco, del que ya muchos ni siquiera recuerdan cuál es su verdadero nombre. Julio César, Nerón, Ramsés II... son recreados cada año por un azul distinto, aunque en la retina quedan algunos que pasarán a la historia por la interpretación magistral que realizaron de su papel.

En el caso de las reinas y princesas se tiende a premiar a jóvenes que trabajan por el paso durante todo el año y que reciben como recompensa sentirse protagonistas por un día, aunque sus rasgos son tenidos en cuenta para encarnar uno u otro papel. Estas cuidan hasta el más mínimo detalle, procurando disponer del largo necesario de pelo para poder realizar complicados tocados con los que representar aún mejor su papel. El maquillaje hace el resto y la indumentaria completa el conjunto.

Algunos incluso se ven obligados a afeitarse tras lucir peculiares barbas que les son adosadas a las suyas con pegamentos y ceras, como le ha ocurrido al azul que encarnó este año al gran faraón de Egipto.