La Verdad

Un austero vía crucis de hace 400 años

Un penitente con dos cruces en el vía crucis al Calvario.
Un penitente con dos cruces en el vía crucis al Calvario. / P. A. / AGM

La estampa no ha cambiado desde hace 400 años. Sencillas túnicas moradas, cabezas encapuchadas con la corona de espinas, los pies descalzos y una cruz al hombro, en algunas ocasiones dos, en señal de promesa. Decenas de penitentes subieron al monte Calvario en la mañana del Viernes Santo en el austero recorrido penitencial acompañando a las imágenes del Cristo del Socorro, San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores, del Paso Morado, que iban en pequeños tronos portados a hombros. Un rezaor fue recitando de memoria las oraciones que han sido transmitidas oralmente, de generación en generación, en las que se describen cada una de las catorce estaciones, con una peculiar entonación. La devoción se mantiene lejos de la espectacularidad de la Semana Santa.