La Verdad

La Vera Cruz brilla de día y de noche

Un nutrido grupo de nazarenos pasa por la Plaza de la Merced, en la calle Duque.
Un nutrido grupo de nazarenos pasa por la Plaza de la Merced, en la calle Duque. / Pablo Sánchez / AGM
  • La salida, antes de oscurecer por el horario de verano, da más vistosidad al desfile

La Vera Cruz y la Soledad de los Pobres brindaron ayer un doble atractivo a los espectadores que tuvieron la vista de ir a contemplar la salida de Santa María, con las últimas luces del día, y que volvieron a verlas pasar en la Caridad, en la Serreta o en la Puerta de Murcia, cuando ya era noche cerrada.

El reciente cambio de hora benefició de esta forma a la última procesión de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que puso final al duelo por el sacrificio de Cristo en la cruz.

El recorrido más singular junto con el del Socorro y el que hoy hará el Resucitado, estuvo especialmente concurrido en su primera mitad, sobre todo en las calles Campos y San Francisco, en la Plaza San Ginés y en el eje Serreta-Caridad-Gisbert. También en la calle Parque. Entre lo más aplaudido por la concurrencia estuvieron el tercio y el trono de las Santas Mujeres, desde su integración en la comitiva llegadas por la calle Duque desde el Rectorado de la Universidad Politécnica (UPCT). Cada parada y cada nueva puesta en marcha fueron acompañadas de vítores y vivas a este tercio femenino, cuyas portapasos lo hacen tan bien o mejor que los hombres, en otras agrupaciones.

La Vera Cruz, pese a ir en un carro con ruedas, fue admirada con respeto. Pero la Soledad de las Pobres, con sus trabajadas luminarias de estilo barroco y la imagen con la corona de fina orfebrería, recibió todavía más alabanzas. Sus portapasos gobernaron con maestría el rumbo de un trono de gran esbeltez, necesitado de un gran equilibrio en los movimientos para ir hacia adelante con la marcialidad requerida.

Cientos de nazarenos

Entre cada trono y cada tercio, la marea de cientos de nazarenos marrajos aumentaron el bullicio de un desfile que mira ya a la jornada de hoy, en la que el Resucitado celebrará que el hijo de Dios ha vuelto a la vía. La procesión continuó su marcha por la Puerta de Murcia y las calles Mayor y Aire hasta Santa María de Gracia, donde llegó al filo de la medianoche.