La Verdad

Cristo vuelve a la vida en un desfile de más de cinco horas

    fotogalería

    La cofradía del Resucitado, este domingo en las calles de Cartagena. / ANTONIO GIL / AGM

    • El nuevo vestuario otorga mayor atractivo a la procesión que recuerda la vuelta de Jesús de entre los muertos, con un recorrido muy especial

    Tras la sentida y serena demostración de devoción de marrajos, californios y seguidores del Socorro, al rememorar la pasión y la muerte de Cristo, las calles se llenaron este domingo por la mañana de música festiva y alegría porque Jesús ha resucitado. Durante de cinco horas de desfile, una docena de agrupaciones revieron la alegría de creer en Dios, fruto de una semana de dolorosa penitencia. Lo hicieron, además, con algunas novedades en la composición de los tercios.

    Los guiones fueron los primeros en salir, seguidos de la Escuadra de Batidores y Guión de la Agrupación. La principal peculiaridad del desfile es una tradición. Es la única que, una vez fuera de la iglesia, coge la calle del Aire en dirección a Jara, Campos, San Francisco y Duque, al revés que las demás.

    Los portapasos de Nuestro Padre Jesús Resucitado estrenaron capuces y fajines. En segundo lugar, la sección musical, tan importante en un desfile en el que las marchas religiosas se mezclan con coloridos pasodobles, tuvo un refuerzo importante con una nueva banda integrada en la Agrupación de Escoltas y Honores. Sus integrantes contribuyeron a la variedad de melodías, más amplia que en otros desfiles, que abarca desde piezas religiosas hasta pasodobles más populares, que de todo se hay en la viña del Señor para recordar su vuelta al mundo terrenal.

    Otra de las agrupaciones clásicas de la hermandad blanca, la de los Discípulos de Emaús, ha enriquecido sus galas, al sustituir las palabras por pinturas al óleo, que las dotaron de mayor expresividad y colorido.

    Uno de los puntos álgidos del recorrido fue el paso por la Basílica de la Caridad. Y el larguísimo circuito lo completaron al pasar por las calles Parque, Santa Florentina, Icue, Carmen y San Roque, para hacer el eje-Sagasta-Puerta de Murcia-calle Mayor. La subida de la calle Cañón dio también una perspectiva que solo se puede ver en esta procesión, con los tercios y los tronos en recorrido ascendente desde el recodo de la calle Mayor.

    Y llegó la Salve cartagenera en el último acto de la Semana Santa de 2017. El postrero cántico saludó la entrada de la Virgen por la puerta principal de Santa María, antes de que se cerrara y diera por concluida una Semana Santa en la que ni la climatología ni ninguna otra circunstancia han hecho que se suspendiera ni un solo desfile.