Castigan con seis años a Luis Nicolás Mateos por la estafa de Lagoa do Coelho

Luis Nicolás Mateos. /Juan Leal
Luis Nicolás Mateos. / Juan Leal

La Audiencia Nacional declara que engañó a cientos de clientes del resort que promovía en Brasil, cuyo dinero «diluyó» a través de 177 cuentas bancarias

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Luis Nicolás Mateos, uno de los promotores murcianos que durante años mejor simbolizó la euforia y la riqueza del 'boom' del ladrillo y la ruina en la que acabó sumiéndose el sector, fue condenado ayer a una pena de seis años de prisión como autor de delitos de estafa continuada, falsificación de documento mercantil y fraude fiscal. Una pena que amenaza gravemente con conducirlo de nuevo a prisión, en la que ya estuvo ingresado de manera preventiva entre diciembre de 2008 y abril de 2009.

La sentencia dictada por la Audiencia Nacional deja sentado que Luis Nicolás Mateos decidió en 2005 iniciar la promoción de un lujoso resort en la localidad de Natal (Brasil), al que bautizó como Lagoa do Coelho y con el que pronto comenzó a captar a cientos de clientes merced a una publicidad, nacional e internacional, «en la que describía un complejo urbanístico exquisito».

No constituyó una cuenta especial para los fondos entregados por adelantado ni ofreció avales legales

Hasta 130.758 euros

De esta forma, entre los últimos meses de 2005 y los primeros días de 2008, cientos de inversores adquirieron apartamentos en esa urbanización, cuyos precios oscilaban entre los 76.500 y los 130.758 euros. En los contratos se hacía constar que la primera fase estaría concluida en junio de 2008 y la segunda, en el primer trimestre de 2009, e incluso el promotor se comprometía a abonar 400 euros mensuales a los compradores, en concepto de alquiler, si es que no utilizaban las viviendas durante largos periodos.

Había dos formas de pago previstas: el abono de una señal de 4.500 euros, a los que se sumaba el abono del 25% del precio total a la firma del contrato; otro 15% al cabo de seis meses y el resto al conformarse la escritura; o bien, el 15% al firmar el contrato inicial, además de la entrega de un pagaré avalado por una entidad bancaria, por el 25% del precio total, con el resto al formalizarse la escritura.

Todo el dinero obtenido de los clientes se ingresaba en dos cuentas a nombre de Grupo Nicolás Mateos, desde las que luego era transferido a otras. El tribunal establece que el promotor incumplió la obligación legal de depositar todos los ingresos en una cuenta especial, que solo podría ser utilizada para construir la urbanización. Igualmente violó la exigencia de que las entregas de dinero se garantizaran con avales reales, y no con los de las sociedades italianas Albatross Invest SpA y Minos SpA, que no estaban reconocidas por el Estado español y que acabaron desapareciendo sin dejar rastro. De hecho, su administrador se encuentra en paradero desconocido desde hace años.

«Jugaba a la confusión»

La Audiencia Nacional se basa en tales incumplimientos legales para considerar que existía voluntad de engañar a los compradores de las viviendas, ya que no había garantía alguna de que pudieran recuperar su dinero en caso de incumplimiento. De hecho, el tribunal señala que en ningún caso tales fondos se destinaron a la construcción del resort, como habría ocurrido de haberse contado con la cuenta especial contemplada por la ley.

Pero no solo se excluyeron del proyecto todas esas seguridades a las que obliga la normativa sobre la venta de viviendas sobre plano, sino que además Luis Nicolás Mateos habría ocultado a los compradores que el proyecto no era viable por falta de financiación. Incluso, siempre según los magistrados, «en la morfología de los contratos se jugaba a la confusión».

La sentencia da especial credibilidad a las declaraciones del funcionario de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) que instruyó las diligencias policiales contra el promotor murciano, pues acabó llegando a la conclusión de que los fondos aportados por los clientes se acabaron «diluyendo» en las 177 cuentas de las que disponía el Grupo Nicolás Mateos, y a las que se han acreditado 174 transferencias desde un depósito del Banco de Santander y otras 89 desde una cuenta del Banco Popular.

Fraude a la Hacienda Pública

Además de esta estafa, por la que se le ha impuesto una condena de cinco años de prisión, el tribunal deja sentado que Luis Nicolás Mateos incurrió en delitos de falsificación documental y fraude fiscal cuando, con el fin de obtener devoluciones por IVA a las que no tenía derecho, se concertó con dos empresarios para presentar facturas falsas por trabajos no realizados. De esta manera, en el año 2006 obtuvo un reintegro indebido de 94.145 euros, mientras que en 2007 consiguió que le devolvieran ilegalmente otros 156.591 euros. Por estos dos últimos delitos, el tribunal le castiga con sendas penas de seis meses de cárcel, además de una multa de 79.000 euros.

En concepto de responsabilidad civil, el promotor murciano ha sido condenado a correr con todas las cantidades que entregaron a cuenta los clientes del resort brasileño, mientras que las sociedades Grupo Nicolás Mateos y Lagoa do Coelho Emprendimientos Turísticos han sido declaradas responsables civiles subsidiarias.

La sentencia es recurrible en casación ante el Tribunal Supremo.

Bó: «Recurriremos al Supremo porque nunca pretendió engañar a nadie»

Mariano Bó, el penalista que se ha encargado en los últimos años de la defensa de Luis Nicolás Mateos, confirmó ayer que la sentencia de la Audiencia Nacional será recurrida ante el Tribunal Supremo. El abogado insiste en que no existen pruebas para considerar que su cliente tenía el propósito de engañar a los compradores de sus viviendas en el complejo urbanístico brasileño. «Siempre quiso construir esa urbanización, y si finalmente no pudo hacerlo fue por circunstancias sobrevenidas como consecuencia de la crisis económica mundial», sostuvo en la línea mantenida desde que asumió la defensa del constructor. El letrado dispone de un plazo de cinco días para anunciar formalmente su recurso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos